ManoBook > Romances > Locura Absoluta Por Ti

   Capítulo 4 A hacer la vida imposible a los débiles

Locura Absoluta Por Ti Por Yue yan Palabras: 8457

Actualizado: 2020-07-01 00:06


Julie asintió complacida. "¿Sabes? Creo que aprendo muy rápido de mis errores. Ahora sé que tenemos que respetar a los fuertes pero hacerles la vida imposible a los débiles debido a lo que ustedes me han hecho. Yo perdí a mi madre en un accidente automovilístico del cual salí gravemente lesionada. Tan mal salí del accidente que incluso perdí parcialmente la memoria. He de decir que he olvidado cosas tan básicas como las que sabe un niño de primaria. Mientras estuve en el hospital, malherida y sin posibilidad de poder moverme, mi supuesto padre estaba muy ocupado apropiándose de todo mi dinero, me robó absolutamente todo. El cínico, tuvo el valor de vender la villa de mi abuelo. Me vi obligada a dejar la clínica sin siquiera haberme recuperado al cien por ciento, puesto que no tenía ni un centavo. Peor aún, tú y tu madre quemaron el retrato de mi madre; ¡incluso se deshicieron de sus cenizas!".

Julie se veía muy indignada pero continuó: "Sin embargo, ustedes cambiaron la actitud hacia mí en el momento en que me casé con James. Dañar a los débiles y tenerles respeto a los fuertes, ¿no es eso lo que buscabas?".

Era evidente que Julie siempre tenía la última palabra. Sin embargo, continuó diciendo con una sonrisa: "Así que ambos somos iguales. Sin embargo, yo no soy tan descarada como tú. Es bien sabido que tú y tu madre se encargan de seducir a los hombres casados".

"¡Alice, por favor!". Al escucharla, Julie sonrió y dijo: "¡Qué lástima! ¡A veces me siento tan superior!".

Al escuchar eso, Alice comenzó a temblar de rabia, entonces, señaló con el dedo a Julie pero fue incapaz de pronunciar una sola palabra.

James sonrió a pesar de que siempre se le veía muy serio. Él se encontraba de pie al final de las escaleras, pues estaba escuchando la conversación entre Julie y Alice. Julie había sido bastante tranquila y obediente con él, pero demostró tener agallas a la hora de defenderse. Pero unos segundos después, la sonrisa se transformó en solo una mueca al pensar en todas las intrigas que ella había usado para poder casarse con él.

"Están en la casa de la familia Leng. ¿Por qué están discutiendo?". El tono enojado en que James les había hablado hizo que ambas lo voltearan a ver. Allí estaba justo detrás de ellas con una cara fría como la de una roca.

Alice, en un intento de ganarse la simpatía de James, trató de relajar su rostro. Después señaló su hinchado rostro y con un tono de dolor agregó: "James, Julie me abofeteó".

Mirándola, James dijo fríamente: "Eso es asunto de tu familia. Yo no tengo nada que ver".

"James, por favor". Alice le suplicó, le dolía su indiferencia.

Y al ver a Miranda acercarse, corrió hacia ella. Una vez más, Alice puso su cara de dolor e hizo un intento fallido de hablar mal de Julie. Miranda, sin embargo, no le hizo mucho caso, pues pasó a su lado y se detuvo frente a Julie.

"Tú eres su esposa. Incluso si siente amor hacia otra persona, es tu deber satisfacer sus necesidades y tu responsabilidad es darle un hijo". En eso, la voz fría de Miranda atravesó el corazón de Julie. Miranda trataba de hacer entender a Julie, así que continuó: "Incluso si él no está enamorado de ti en estos momentos, debes cumplir con tu deber. Él volverá a ti, tarde o temprano. Si aún tiene dudas en continuar con esta relación, no puedo culparlo. Sin duda es tu culpa. Seguramente habrás hecho algo terriblemente mal. ¿Acaso no te das cuenta?".

Julie trató de no responderle y apretó los labios para no perder el control. A pesar de ello, asintió con la cabeza, dijo en voz baja: "Sí, lo entiendo".

Al escucharla, Miranda resopló, "¡Oh! ¿De verdad? ¿Sería bueno verlo de verdad? Dinos, ¿qué has hecho al respecto? Ya ha pasado casi un año desde que te casaste con él. ¿Ya se fueron de luna de miel? Dejen su trabajo ordenado y preparen otro viaje de luna de miel lo antes posible. Incluso si James no está dispuesto, será mejor que encuentres la manera de que vaya contigo".

Miranda sabía que por más que hiciera, no podía hacer que James la escuchara. Así que no le quedó más remedio que asignarle a Julie aquella tarea que parecía imposible.

Julie, dubitativa, dijo: "Yo...". De inmediato, se mordió la lengua al ver la expresió

n en el rostro de Miranda. Entonces, comenzó a preguntarse: '¿Cómo se supone que voy a persuadir a James de que venga conmigo?'.

Miranda miró a Julie con el ceño fruncido y dijo: "Guárdate tus excusas para otra ocasión. No tengo tiempo para estupideces. Todos sabemos cómo te esforzaste en suplicar y cómo te las arreglaste para poder ser parte de la familia Leng. Será necesario que hagas uso de esa determinación. Lo harás por las buenas o por las malas. Si no puedes, será mejor que tu matrimonio termine aquí y ahora, para que yo deje de ser tu suegra".

Al escucharla, Julie respiró hondo, bajó la cabeza y dijo en voz baja: "Prometo que haré mi mejor esfuerzo".

Miranda se volvió para mirar el rostro enrojecido e hinchado de Alice, definitivamente estaba muy irritada. Después, salió de la habitación evitando el contacto visual, se veía muy disgustada con la situación.

Alice continuó mirando a Julie cuando notó que Miranda la había ignorado al salir de la habitación. Le gritó "señora" mientras trataba de alcanzar a esta última. "Espérame".

Cualquiera habría pensado que Alice era la verdadera nuera al ver su afán por complacerla.

Poco después, Miranda salió de la villa y se subió a su coche. Frunció el ceño y volteó a ver a Alice. "Definitivamente odio la incertidumbre y detesto a los mentirosos. Señorita Alice, pensé que podías hacerlo mucho mejor que esto. No me hagas perder el tiempo de esta manera".

Luego, Miranda cerró la puerta y le dijo al conductor con frialdad: "Vámonos".

A medida que el coche se abría paso lentamente a través de los portones, comenzó a pensar en todo lo que había pasado durante aquel día. Miranda solo bajó la cabeza para mirar la mano que acababa de abofetear a Julie. Al instante, frunció el ceño, pero rápidamente se aseguró en voz baja: "Está claro que ella no es una buena persona. Utilizó a mi hijo para formar parte de la familia Leng, así que definitivamente se merece todo esto. Si pudo lograr todo eso, ¿por qué no puede hacer algo tan sencillo como esto?".

Independientemente de todas las enemistades entre ellas, Miranda tomó su teléfono y preguntó con impaciencia: "Dicen que Julie ya va a cooperar con YM Group. Entonces hazme un favor. Esa mujer es mi nuera. Y yo la ayudaré".

James se paró junto a la ventana y miró cómo se alejaba el coche de su madre. Luego se burló de Julie, "¿Y ahora, qué es lo que vas a hacer? ¿Cómo me vas a convencer?".

La verdad era que Julie no tenía idea de cómo persuadir a James. Ya había hecho todo lo posible por mantener ese matrimonio. No importa lo mal que se lo había pasado al principio, como ya era esposa de James, solo quería desempeñar bien ese papel. Definitivamente no quería que su matrimonio fracasara como el de sus padres.

Pero desde su aborto el día anterior, sintió que no quería seguir con aquella mentira. Sintió el impulso de poner fin a todo eso. No tenía sentido hacer todo eso para que las cosas salieran de la mejor manera. Es bien sabido que el matrimonio debe basarse en los esfuerzos de ambas personas. Sin embargo, el suyo estaba destinado al fracaso desde el principio.

En eso, Julie volteó a ver James y le preguntó: "Entonces, ¿qué quieres que haga?".

"¿Que qué es lo que quiero? Quiero que dejes de pensar demasiado y lo dejes así. No quiero seguir teniendo problemas contigo", le dijo James con indiferencia.

Julie se burló, "Sabes muy bien que todos los problemas comienzan cuando te emborrachas. Si no quieres seguir teniendo problemas, simplemente debes dejar de beber. Cuando eso se acabe, ninguno de los dos nos volveremos a ver".

Mientras decía aquellas palabras, las manos de Julie se acariciaron inconscientemente el vientre.

James frunció el ceño, miró fijamente a Julie y sin darse cuenta, fijó su mirada en la misma posición.

Entonces, su voz se tornó fría y cerró los ojos. "¿Te sientes demasiado mal por ese aborto? ¿Así que ahora usarás la treta de estar afligida? ¿Acaso eso no fue lo que querías? Debiste de haberlo pensado antes. Sé muy bien que entraste en la familia Leng solo por dinero y poder, pero ¿eso es todo? Deja de humillarte más con esos trucos baratos".

Al terminar de decir eso, salió lentamente de la villa.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir