MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 17 ¿Quién es este diablo

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7198

Updated: 2018-11-15 14:14


Un hermoso auto deportivo rojo Maybach se detuvo en el estacionamiento subterráneo del FX International Group. Un hombre con un par de enormes gafas de sol que le bloqueaban la mitad de la cara bajó del auto con una sonrisa maliciosa.

Tenía los ojos encantadores. Un brillante arete de zafiro brillaba con la luz deslumbrante en su oreja.

Seguramente, Julio habría preguntado quién era este demonio si hubiera visto este espectáculo. Era muy llamativo conduciendo el coche de color rojo. Era tan coqueto como el Sr. Mu.

Si Belén lo viera, habría exclamado: "¡Guau! ¿De dónde viene este demonio? Él es mío".

Como de costumbre, en el salón de FX International Group saludó a las hermosas chicas todo el camino. El estilo típico de Don Juan fascinó a un gran número de empleadas. Daniel Xia: era el vicepresidente ejecutivo de FX International Group y era también muy conocido como un playboy.

Se dirigió rápidamente al último piso. Era bien conocido por su personalidad extravagante, y durante el camino había atraído toda la atención.

"¡Hola! Señoras, cuánto tiempo por favor, ¿me echáis de menos? ¡Ana, estás más hermosa!" Después de hacerle un guiño a Ana, entró en la oficina del CEO directamente, sin tocar la puerta. El Sr. Mu le dirigió una mirada aguda.

"¡Edward, te extraño muchísimo!" Ignoró la mirada aguda de Edward y saltó hacia adelante.

Daniel Mu era menor que Edward y los dos eran compañeros de la universidad cuando estudiaban en el extranjero. Pero no se gustaban mutuamente, tal vez porque ambos eran jóvenes y brillantes. Un día pelearon por cosas pequeñas. Como dice el viejo refrán, no hay discordia, no hay concordia. Desde entonces, se habían convertido en mejores amigos.

Parecía que Edward había predicho su acción. Se movió un poco y evitó su abrazo. Daniel casi se dio un golpe contra el suelo.

"¡Oh, Edward! Me humillas otra vez". Dani acusó al hombre que estaba enfrente de él.

Edward no podía menos que torcer su boca. Daniel siempre se comportaba como un niño. ¿No se sentía incómodo? Cada vez que él veía a Edward saltaba hacia Edward de esa manera. ¡Pero en realidad ya no era un niño pequeño

esto por ti?" Samuel pensaba en su interior.

"Emm ... Nada especial. ¿Julio está en vacaciones de verano? ¿Podrías enviarlo aquí y acompañar a mi padre por unos días?"

"No puedo prometerte. Tal vez puedas preguntarle a Julio". Edward respondió. El pequeño chico ultimamente era muy pegajoso. No estaba seguro de si le gustaría dejarlo ir hasta allí.

"¡Bueno, iré a tu casa y le preguntaré yo mismo! Si él está de acuerdo, lo llevaré a casa de inmediato". Si Manuel Yuan no insistía en ver a Julio, Samuel no haría eso.

"Bueno, ¿entonces, Edward, está de acuerdo con eso?" Una vez que Samuel colgó el teléfono, Manuel Yuan le echó pregunta.

Samuel puso los ojos en blanco, recogió las llaves del coche y se marchó. Por no recibir respuesta, Manuel se puso furioso.

"Pero vamos a ver, ¿qué actitud es ese? ¿Puedes darme un nieto? Si no puedes, no pongas esa cara de póquer todo los días". Desafortunadamente, Samuel no dijo ni una sola palabra. Se marchó pronto. Manuel Yuan estaba demasiado enojado para decir más.

Edward colgó el teléfono y vio que Daniel todavía estaba allí, "¿Por qué sigues estando aquí?"

Daniel no podía controlar su ira. ¿Por qué no podía estar aquí? ¿Era tan impopular? Respiró hondo, rechinando los dientes, echó un ojo a este hombre inhumano y salió corriendo.

Edward no creía que había ofendido a Daniel. Se rascó la cabeza con una mirada perpleja ya que a veces no era sensible.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top