MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 68 ¿Por qué sales para provocar

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8245

Updated: 2018-12-07 14:09


Esta vez decidieron almorzar en un restaurante que estaba un poco lejos de la empresa, entonces tenían que ir allí en coche. Normalmente, Lucas seguía el coche de Edward cuando salía, pero hoy no estaba él porque Edward lo había designado para preparar el escritorio. Sin embargo, aunque no estaba Lucas, también había otros coches de los guardaespaldas que seguían al coche de Edward. Debían de ser asignados por Lucas. Ya que Lucas siempre se encargaba de la seguridad de Edward, y no confiaba mucho en los demás, así que había llamado a tantos guardaespaldas para proteger a Edward.

Edward, sosteniendo firmemente el volante, echó un ojo al espejo retrovisor. Cuando vio la larga fila de coches que lo seguían, se quedaba sin palabras. Sentía que Lucas lo hacía de forma exagerada. ¿Quién creía que era Edward, el presidente del país? Con tantos coches siguiéndolo, los transeúntes pensarían que eran de mafia. Edward sentía la necesidad de hablar con Lucas sobre esto.

De repente, una figura esbelta llamó la atención de Edward. Inconscientemente, él redujo la velocidad del coche. Pero luego sacudió la cabeza con una sonrisa burlona, pensando que aquella chica no podría estar aquí. Todavía debería estar en París, la capital romántica de Francia. ¿Cómo podría aparecer en las calles de la ciudad S?

En poco tiempo, llegaron al destino, un famoso restaurante de estilo español llamado Chica Vieja.

Durante todo el camino, Clara estuvo deprimida. Tenía la intención de sentarse al lado de Edward, pero no esperaba que Daniel tomó asiento primero. Entonces, ella tuvo que conducir detrás de ellos en su propio coche.

Como se decía un refrán, algunas personas estaban tristes, mientras que otros estaban felices. Daniel estaba de muy buen humor, y no paró de reír a lo largo del camino. Por lo general no le gustaba compartir un automóvil con otros hombres. Pero hoy, había abandonado su deslumbrante Maybach solo para molestar a Clara, porque él sabía perfectamente la intención de Clara.

Cuando los tres bajaron del auto y caminaron hacia el restaurante, se encontraron con Belén en la entrada, quien también vino a almorzar. Edward estaba un poco frustrado al verla, sintiendo que tenía mala suerte hoy, ya que seguía encontrándose con personas que no quería ver.

"¡Huh! Señor Mu, otra vez nos vemos!" Belén le dirigió una sonrisa coqueta a Edward y lanzó unas miradas a Clara.

"Señorita Shangguan, ¡qué sorpresa verte aquí". Edward se sentía i

ara humillarla.

Edward se quedaba sin palabras después de escuchar lo que dijo Belén. ¿Cómo podía ella ser tan hostil a todos? ¡Qué mujer de mala lengua! ¿No podía ser más amable?

Al observar la situación, Clara estaba muy molesta. Si hubiera más gente comiera con ellos, menos posibilidades tenía ella para estar sola con Edward.

Daniel levantó la mano para tocar el arete en su oreja, y se echó a sonreír. La sonrisa brillante le destacó su hermosura, y abrió la boca perezosamente, "La señorita Shangguan de verdad es muy inteligente y muy buena obteniendo beneficios. Pero hoy no te invitamos Edward y yo, sino que la señorita Ouyang nos va a invitar". Daniel estaba muy satisfecho ahora. Ya que era la primera vez que ridiculizaba a otras personas, y le parecía muy interesante hacerlo. No era de extrañar que Edward siempre se burlara de él.

"¡Huf! ¿Clara Ouyang, ahora sabes las consecuencias de ignorarme a propósito? ¿Te sientes avergonzada ahora jajaja?" Daniel estaba muy contenta pensándolo.

"¡Vale! Resulta que es la señorita Ouyang nos invita. Lo siento, señorita Ouyang, no esperaba que usted invitara a los hombres. Pero las chicas deben saber respetarse a sí misma, y generalmente son los hombres que pagan por invitar a las chicas. Usted de verdad es muy especial, y disculpa por el malentendido." Al parecer, Belén estaba pidiendo el perdón, pero de hecho estaba satirizando a Clara.

La cara de Clara cambió cuando escuchaba el tono sarcástico de Belén. Abrió un poco la boca, pero no pudo pronunciar ni una sola palabra, teniendo las manos tan apretadas que las venas azules sobresalían bajo su piel blanca.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top