MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 74 Oye, te olvidaste de respirar otra vez

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5899

Updated: 2019-04-22 00:07


"Cariño, ¡eres tú de verdad!" Edward rápidamente se acercó a Rocío. Sonriendo de oreja a oreja, estiró su mano para tomarla en sus brazos y la besó en los labios.

Ana no pudo ocultar su sorpresa cuando Edward usó la palabra "cariño". Cerró silenciosamente la puerta y dejó a la pareja con una suave sonrisa en en sus labios.

"Oh..." Rocío perdió la cabeza y se olvidó de respirar otra vez. Con sus manos alrededor del cuello de Edward, todo su cuerpo se volvió suave y débil.

"Oye, te olvidaste de respirar otra vez". Edward la soltó y apoyó su frente contra la suya, sonriendo juguetonamente.

"¿Aún estás ocupado? ¿Te estoy molestando?" preguntó Rocío con timidez. La distancia tan cerca la ponía nerviosa.

"No. ¿Cómo es que viniste aquí? ¿Me echaste de menos?" Edward dio un paso atrás y miró con amor a su rostro sonrojado. Descubrió que esta mujer siempre se sonrojaba con facilidad.

"Bueno, Julio quería comer afuera, así que... eh, vinimos a buscarte al trabajo". Rocío tartamudeaba inconscientemente ya que todavía no estaba acostumbrada a estar tan cerca de Edward.

"¿Sí? ¿Qué quiere comer esta vez?" Edward conocía bien a su hijo. Julio tenía ganas de probar diferentes tipos de comida y no resistiría a la tentación de la comida sabrosa.

"¿Siempre pide comer fuera?"

Rocío frunció el ceño ya que se sintió avergonzada. Julio no era un niño que comía mal, de hecho, se comía todo lo que ella cocinaba. Y como vivían en el ejército, rara vez comían fuera.

"Es entendible. A los niños les gustan las cosas nuevas, ¿verdad?" Edward se sentó en el sofá e hizo que Rocío se sentara en su regazo, con las manos apoyadas en su cintura.Él apoyó la barbilla en su hombro, su cálido aliento acarició su cuello sexy.

Rocío trató de liberar

comunes, la amara tanto.

Daniel extendió su mano con entusiasmo, queriendo estrecharle la mano a Rocío. Pero Edward le golpeó la mano con frialdad.

"Venga. Solo quería estrecharle la mano a Rocío. No seas malo, Edward." Se quejó Daniel. Sin embargo, por su comportamiento, Daniel se dio cuenta de que esta mujer era muy especial para Edward.

Rocío, avergonzada, miró a Daniel disculpándose. Ella no esperaba que Edward de repente le impidiera darle la mano.Como una oficial femenina, a menudo se estrechaba la mano con otras personas, lo que era un acto social necesaria para tratar con la gente.

Daniel miró el dorso de su mano y miró a Edward, pero éste no se molestó en disculparse ni en mirarle.

'¡Maldita sea! En realidad me golpeó fuerte. ¿Qué hombre tan tacaño? Pero esta hermosa dama que tiene delante ahora mismo, es totalmente diferente de la mujer maquillada y con ropa llamativa que había visto en el club el otro día. Realmente era difícil asociarlas. Pero si yo solo quería estrecharle la mano', pensó Daniel. 'Sin embargo, una cosa era obvia. Las sofisticadas técnicas de maquillaje utilizadas hoy en día pueden cambiar totalmente a una persona.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top