MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 10 Soy su papi

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 12548

Updated: 2018-11-14 10:18


Al día siguiente. Esta mañana toda la familia Mu estaba sin duda ocupada. La Sra. Wu hizo que la gente preparara más de 20 tipos de desayuno debido a la llegada del nuevo joven señor cuyo sabor no conocía, lo que obviamente complicaba todo.

Julio estaba emocionado hoy porque anoche Edward dijo que lo llevaría a la guardería. Quería que los que decían que no tenía papá supieran que sí tenía papá. Por lo tanto, tuvo un momento feliz durante el desayuno y terminó de comer rápidamente. Al ver esto, Edward se preguntaba en qué estaba pensando el niño.

"Apúrate, papá. Llegaremos tarde". Debía haber algo sospechoso detrás de esto, pensaba Edward. Ahora entendía que este niño solo le llamaría 'papá' con su dulce voz cuando tenía algo planeado en la mente. Le gustaría saber qué iba a pasar a continuación.

Edward levantó la mano y miró su reloj. Eran las siete en punto, ¿por qué estaba tan ansioso? Lo ignoró y continuaba comiendo su desayuno lentamente, actuando con la elegancia de completar una obra de arte. Julio estaba un poco enojado con él. ¡Humph! ¡Pagarás por eso!

"No te preocupes. Todavía es temprano. Tenemos tiempo". Edward todavía tomaba las cosas de manera lenta.

"Papá, ¿estás seguro de que no vamos a llegar tarde? ¿A caso sabes dónde está mi guardería?"

¡Uh! Realmente se olvidó de preguntar al respecto. Sus manos se detuvieron por un rato. ¡Bien! Él cometió un error de nuevo. Pero incluso si él no lo sabía, todavía tenían tiempo suficiente, excepto que la guardería estaba al otro lado de la ciudad.

"Está bien.

¿Dónde está?" Edward preguntó casualmente, continuando su movimiento. Nunca olvidaba mostrar su encanto.

"La guardería Estelar, de la calle Luz ". "Hey hombre. Déjame ver si todavía puedes estar tan tranquilo", bromeó.

"Tos Tos" Edward se quedaba sin hablar de nuevo. Parecía estar sorprendido por este pequeño niño todo el tiempo en los últimos dos días. La calle Luz estaba exactamente al otro lado de la ciudad. ¿Por qué eligieron un lugar tan lejano? Se tardaba casi una hora en llegar conduciendo rápido.

"¿Por qué elegiste una guardería tan lejano?" Recordaba que la villa utilizada como su hogar matrimonial en ese momento estaba a solo veinte minutos en automóvil desde aquí. ¿Por qué ahora la guardería estaba más lejos todavía? Edward pensaba que Rocío vivía en ese lugar todo el tiempo.

"No está lejos. Está cerca del ejército de mamá". "¿Por qué piensa que está lejos? Es una guardería relativamente buena cerca del ejército." Julio pensaba en su interior.

Bien. Fue enviado a un lugar tan lejano porque era conveniente para recoger. Edward comenzó a imaginar de nuevo.

"Si tu madre está ocupada, ¿quién te recogerá habitualmente?" Recordaba que la villa allí estaba arreglada con chóferes y niñeras, pero aún así preguntó inconscientemente.

"Pues ¡Tío Marco! A veces, cuando el tío Marco y mamá se van a otros ejércitos, el tío Kevin me recogerá". Julio miraba a su padre con la cabeza inclinada y parpadeó de vez en cuando.

Espera, si aún no podía entender el significado subyacente hasta ahora, no sería Edward, que era famoso en la ciudad S. Sabía que su conductor no podía entrar en el ejército. Sin embargo, ¿quién era el tío Marco? ¿Quién era el tío Kevin? Edward habló en voz alta.

"¡El tío Marco es el oficial acompañante de mamá, y el tío Kevin es el jefe de Estado Mayor del ejército de mamá!" Julio miraba curiosamente al hombre que estaba delante. Era tan estúpido que le hizo preguntas tan simples.

Edward no era omnisciente. Él no podía predecir eso.

"¿No vivís en la casa de la Noche del Viento?" El corazón de Edward se anudó un poco. Temía que la respuesta fuera exactamente lo que pensaba.

"¿Quién dice que vivimos allí? ¡Yo vivo en el edificio del dormitorio del ejército con mamá! ¿Y qué es la Noche del Viento?" Julio tenía curiosidad. ¿Por qué debería vivir allí con mamá? Él no conocía ese lugar en absoluto.

Al principio, Edward pensaba que estaba bien preparado para saber los resultados, pero se sorprendió todavía cuando escuchaba esto. Debería haber sabido que Rocío Ouyang tampoco quería volver a ese lugar. Debería haberla conocido si ella vivía allí durante todos estos años, y la gente de la villa debería haberle dicho que tenía un hijo.

Sin embargo, incluso si se hubieran conocido, no estaba seguro de que Edward los hubiera reconocido. Edward debía haber olvidado que Rocío estaba tan cerca de él ayer y no la recordó hasta que le entregó el certificado de matrimonio.

"¡Muy bien, apurémonos!" Edward escondió sus verdaderos sentimientos, tomó el maletín y su abrigo y luego salió. Estaba tan acostumbrado de hacer eso, que siempre evitaba lo dificultoso y elegía lo fácil. Se podía ver desde la manera de hacer las cosa de su ayudante. Después de todo, el que se acuesta con los perros, se levantará con las pulgas.

Julio secretamente despreciaba a su papi. Este malhechor fue deshonesto y temperamental todo el día. ¿Por qué su mamá tenía tan mal gusto y le gustaba este tipo? Julio quiso derramar lágrimas.

Al salir de la puerta, Julio torció ligeramente las comisuras de su boca cuando vio que el Lamborghini conducido por Lucas se acercaba a ellos. El automóvil deportivo de edición limitada de Ferrari que vio ayer ya le hizo sentir que este hombre era extravagante. No esperaba ver a un Lamborghini Hermes hoy. ¡Cuántos de estos coches de clase mundial en la tierra estaban en su garaje! Parecía que tenía que volver a examinar al hombre delante de él.

"¿Qué estás esperando? Apúrate, o realmente llegaremos tarde". "¿Qué pasa con este chico? ¿Por qué está tan sorprendido por ver este coche? ¿Acaso sabe el valor del coche?" Edward pensaba.

Bueno, Edward, Julio sabía el valor del auto de verdad. De lo contrario, ¿qué crees que estaba haciendo navegando por Internet? Julio se subió al auto sin decir ninguna palabra, ignorando la vista interrogativa de su padre.

¡Oye! Él tenía un genio. Edward ajustó cuidadosamente el cinturón de seguridad para él, pisó el embrague y se alejó. Lo hizo de una sola vez sin interrupción.

Julio no hablaba todo el tiempo. Comparados con la extravagancia de su papá, Julio y su mamá parecían que estaban viviendo en los barrios pobres, pero Julio nu

MoboReader, bring tons of novels with you.
Free toDescargar Manobook

nca se dio cuenta de eso antes. Después de todo, él y mamá ya estaban bien en comparación con la gente común. Pero comparados con Edward Mu, él supo de inmediato la brecha entre ellos.

Edward también lo ignoró porque estaba profundamente absorto en sus pensamientos. Nunca pensaba que su esposa nominal no vivía en la villa. Entonces, ¿alguna vez ella usaba el dinero que él le daba cada año? Siempre pensaba que le había dado la mejor vida, por lo que incluso nunca aparecía. Después de todo, la posición de la Sra. Mu siempre estaba ahí para ella. Pero su hecho inesperado le hizo sentir frustrado y un poco culpable. ¡Era solo una niña inocente hacía seis años! ¿Cómo sobrevivió ella en el ejército bajo una condición tan dura con su hijo?

El padre y el hijo tenían ideas diferentes. Afortunadamente, no había muchos autos por la mañana, así que no era demasiado tarde cuando llegaron a la guardería. El llamativo automóvil deportivo de Edward llamó la atención de muchas personas porque estaban cerca de los suburbios, no tan bullicioso como el centro de la ciudad, entonces no era fácil de ver un coche tan lujoso.

Edward estaba acostumbrado a ser el foco de la gente, así que se tomaba su tiempo. Pero Julio estaba deprimido. Sabía que eso causaría un gran revuelo, por lo que se mostraba tan reacio a entrar al auto al principio. "Ahora, mira, ¡están hablando de ellos!" Pero su papá todavía podía sonreír con encanto. Ahora se le olvidó su intención de mostrarles a sus compañeros que tenía un padre. ¡Quería enterrarse a sí mismo! Realmente no quería ser el foco de la gente. Él no era ese tipo de persona.

Edward siguió a Julio a la guardería. Mirando la cara seria de su hijo, no sabía cómo lo había molestado. Se rió de sí mismo, sin saber que esta sonrisa atrajo a muchas mujeres que estaban allí llevando a sus hijos, y humilló a muchos hombres. ¡Oye! ¡Parecía que Edward era insensible!

"¡Julio Mu, para!" De repente, una voz joven sonó, lo que detuvo al padre e hijo al mismo tiempo. Un chico gordito corrió y empujó a Julio con su mano gordita. Los ojos de Edward cambiaron de inmediato, volviéndose fríos y duros. Rápidamente extendió su mano y sostuvo el cuerpo que iba a caerse.

"Eliot. ¿Qué haces empujándome?" Julio estaba un poco enojado, a este chico le gustaba acosarlo con su cuerpo grande.Pero no estaba en condiciones de vencerlo a Julio. Hablando en serio, Julio había aprendido a pelear bien con los tíos del ejército desde que era más niña. Sería extraño si Eliot ganara.

"Julio Mu, mi madre me dice que eres un bastardo. No tienes padre. Deja de mentir que tienes un padre". Parecía que el niño no notó la cara enfadada de Edward, así que no dejaba de decir tonterías.

"¿Quién dice eso? Tengo papá. ¡Y no soy un bastardo!" ¡Me cago! ¡Tu madre si que es un bastardo! ¡Toda tu familia son bastardos! ¿Acaso no ves al hombre al lado con la cara llena de rabia?

"¡Entonces, llama a tu padre para demostrarlo! Ya no te llamaremos bastardo si es verdad. Mi madre dice que tu madre es una puta zorra. Por eso no tienes un padre". ¡DIOS MIO! ¡Quiénes son estos padres! ¿Cómo pueden enseñarle esto a un niño? ¡Ay!

Julio realmente perdió su temperamento. Golpeó a Eliot antes de que Edward pudiera reaccionar. Podía soportar los comentarios maliciosos contra sí mismo, pero nunca perdonar los contra su madre. Como hombre, como hijo, Julio nunca dejaba que otros lastimaran a las personas que le importaban.

"¡Julio, otra vez en la nariz otra vez!" Eliot corrió cubriéndose la nariz. Al verlo marcharse con herida, Julio se sentía mucho mejor. Le daba los puñetazos siempre en el mismo lugar.

¡Edward ya no podía estar tranquilo por la situación.! Julio golpeó a ese chico antes de que pudiera reaccionar él mismo. No esperaba que su hijo fuera tan bruto. Desde entonces se dio cuenta de que su hijo nunca sufriría ningún tipo de tormento o acoso por parte de nadie. Él podía luchar por sí mismo. Pensando en eso, Edward se volvía menos frío y comenzó a sonreír suavemente.

"¡Pequeño bastardo, qué mierdas estás haciendo! ¿Quién te permite que golpees a mi hijo? ¿No te enseña la zorra de tu madre a comportarte?" Una mujer en maquillaje pesado se adelantó. Ella era la madre de Eliot. Sus palabras hicieron que la sonrisa en la cara de Edward volviera a desaparecer. Él apuntó a la mujer con sus ojos penetrantes.

"Anciana, ¿a quién estás llamando bastardo? ¿Al niño que está al lado tuyo?" ¡Qué malvado es Edward! Ahora se descubrió que Julio había heredado la lengua afilada de su padre. Maldiciendo incluso sin palabras sucias. De hecho, la mujer no era realmente vieja. Ella solo tenía maquillaje pesado, ropa elegante, lengua afilada y mal comportamiento. Muy bien, tal vez ella era una anciana.

"¡Eh! ¿Quién eres?" Esta mujer malvada finalmente notó que había un hombre tan guapo cerca. Su voz alta se redujo de inmediato.

Parecía que Edward era menos encantador que antes, ya que siempre se ignoraba por la gente.

"Lamento decirte que soy su padre, el marido de la zorra al que te refieres. O si no, vieja, ¿quién crees que soy? ¿Eh? " Había un toque de frialdad en el tono de Edward. Él dejó de sonreír. La ira en sus ojos se extendía. Al verlo, Julio no pudo evitar estremecerse debido a esto, ni mencionar a esa mujer a la que estaba mirando. Finalmente descubrió lo peligroso que era este hombre. Sus piernas se debilitaban cuando vio su rostro y su audacia se había desaparecido totalmente. Lo malo le teme a lo despiadado, y lo despiadado le teme al demonio.

"Recuerda cepillarte los dientes antes de salir la próxima vez, para no contaminar el aire. No quiero ver lo que ha pasado hoy ocurra otra vez. De lo contrario, te haré saber las consecuencias de molestarme". Parecía que Edward estaba realmente furioso. Incluso comenzó a hacer una amenaza.

¿Cuáles podrían ser realmente las consecuencias?

La madre de Eliot estaba tan asustada que su rostro se ponía más pálido. De hecho, ella no tenía mucho odio hacia Rocío. Simplemente no le gustaba su altanería, que atraía a su esposo cada vez que participaba en los juegos de padres e hijos. Odiaba ser comparada con ella.

¡De hecho Rocío era inocente! Esta era quien era ella. No era su culpa ser tan atractiva.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top