MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 77 ¿Necesitas mi ayuda

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6336

Updated: 2019-04-25 00:06


"¿La cocina de Sichuan? No es mi favorito, pero tampoco lo odio. ¿Por qué lo mencionaste? ¿Quieres comer comida picante?" Edward se dio la vuelta y miró a Rocío. Él estaba sorprendido. ¿Por qué una mujer como ella disfruta de comidas picantes? ¿Cuántas facetas ocultas tenía ella? Esta mujer era como un libro. Cuanto más leía, más intrigado estaba por la trama.

"Sólo estaba bromeando. El clima es tan caluroso ahora. La cocina de Sichuan es mejor para el invierno". Rocío prefería la comida picante, pero tenía que considerar qué era lo mejor para Julio.

"Niña traviesa." Edward se rió cuando escuchó la respuesta. Entonces frotó la punta de la nariz de la mujer y la miró a los ojos de manera cariñosa.

A Edward siempre le gustaba flotar la punta de la nariz de Rocío. A ella no le gustaba del todo este gesto. Si bien podría ser un gesto inocente, sentía que la trataba como a una niña pequeña.

De repente, sonó el teléfono de Edward, tenía como tono de llamada una popular canción de amor. Antes de responder, ayudó a Rocío a arreglar su cabello, que se había desordenado por el viento. Después de eso, sacó su teléfono.

"¿Sí? ¿Qué pasa, Samuel?" Edward frunció el ceño cuando vio a Samuel en el identificador de llamadas. No era algo habitual que Samuel acudiera a él en busca de ayuda, y cuando lo hacía debía ser algo importante.

"Edward, ¿sabes algo de Natalia últimamente?" Samuel sonaba ansioso.

"No. ¿No está ella en París? ¿Que pasó?" Edward estaba desconcertado. ¿Acaso estaba metida en problemas? ¿O había causado algún problema?

"No está en París. No he sabido nada de ella desde ayer. Llamé a su hotel, pero se había ido. Y no ha regresado a casa todavía. Pensé que podría estar en contacto contigo de alguna manera..." Samuel estaba realmente preocupado. Nadie más que su hermana pequeña podía hacerle esto.

"Cálmate, hombre. Voy a poner a mis hombres en e

Natalia". Lucas había trabajado para Edward durante muchos años. Sabía que Natalia era importante para Samuel y Edward.

Edward asintió, y se volvió hacia Rocío. Ella también lo estaba mirando, con una expresión de preocupación en su rostro.

"Vámonos. Debes estar hambrienta." Cuando él tomó la mano de la mujer, frunció el ceño por lo fría que estaba. ¿Por qué estaba tan fría cuando hacía calor? Esperaba que no fuera por indiferencia.

"¿No estás ocupado? Puedo llevar a Julio a almorzar, así que puedes arreglar los asuntos". Aunque Rocío no estaba segura de lo que estaba pasando exactamente, podía sentir que él estaba preocupado por alguien importante para él. Ella había servido en el ejército durante muchos años, y había aprendido a observar los estados de ánimo sutiles de otras personas. Sabía cuando algo era urgente.

"No, nada de que preocuparse. Lucas puede encargarse de todo. Y si hay una emergencia, puede llamarme. Además, nunca antes me habías invitado a cenar. ¿Cómo puedo decepcionarte?" Edward nunca permitiría que los incidentes causaran estragos en sus planes. Lo que era más, ya tenía a gente haciendo las investigaciones. No necesitaba levantar un dedo, y rara vez se involucraba él mismo. Para eso estaban las otras personas.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top