MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 96 Dúchate primero y luego ve a la cama

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5779

Updated: 2019-05-04 00:06


"Mamá, por favor, ¡llévate a tu querido a la cama! No lo dejes parado aquí tan tarde".

Belén se sintió aliviada cuando al fin vio a Sherry, su madre. Todos sabían que su padre amaba mucho a su madre, y que su madre la mimaba mucho, por eso ella era tan malcriada.

"Oye, niña, no contestes a tu padre o no volveré a defenderte. Por cierto, ¿quién era el chico que apareció esta noche durante tu cita? ¿Tu novio? ¿Qué te parece si la próxima vez lo invitamos a cenar? ¿Por qué no nos lo presentas? De esa manera, tu padre no trataría de programar citas para tí durante todo el día". Sherry fingió estar enojada y le golpeó la cabeza a Belén con un dedo, pero su voz era muy tierna. Era una mujer de mediana edad, pero igualmente era muy atractiva.

"Mi querida madre, es tarde. Necesito dormir. No quiero despertarme con ojeras mañana". Belén abrazó a Sherry como una niña pequeña y la besó. Sherry sintió el olor a alcohol en su aliento.

"¡Oh Dios! ¿Cuánto vino tomaste?". Sherry apartó a Belén con disgusto, y pensó: '¿Por qué cuanto más crece más molesta se vuelve?'.

"No mucho, no me emborraché. Rocío sí lo hizo. La emborraché a propósito". Y en ese momento se tiró un hipo. Estaba enojada con Rocío porque no fue honesta con ella. Y por eso la emborrachó de forma intencional. Sabía que Rocío no podía beber demasiado, pero su esposo también estaba allí. ¿Acaso no sabían que el alcohol podría ser un afrodisíaco? ¡Sólo trató de ayudarlos a ser más abiertos en la cama!

"¿Qué? ¿Sigues en contacto con Rocío? ¿Cómo está ahora? No la hemos visto por mucho tiempo. ¿Qué tal si la próxima vez la invitamos a cenar?". Sherry pensó en Rocío y sintió pena. Nadie podía imaginar que Rocío, una niña que no era nada menos

staba celoso y bebió hasta emborracharse, trató de consolarse con el alcohol.

Quería saber si Rocío lo amaba o no, pero no sabía cómo preguntárselo. Tenía miedo de escuchar la respuesta, así que no quiso pensar en eso.

Lavó su cabello corto y trató de dejar de pensar en todo esto. Cerró el grifo y envolvió una toalla alrededor de su cintura. Luego, se dirigió a la bañera y echó agua en ella.

Cuando Edward regresó, Rocío estaba profundamente dormida, sin ninguna señal de despertarse.

"Cariño, despierta, vamos a ducharnos antes de ir a la cama". Edward la levantó con suavidad y le acomodó el desordenado pelo largo.

"No... Quiero dormir. Yo... ¡Me siento tan mareada!", murmuró Rocío. Su voz fría ahora se volvió suave.

"No, dúchate primero y luego ve a la cama", insistió Edward, y la levantó de nuevo.

"Pero no quiero moverme". Después de los largos y persistentes esfuerzos de Edward, Rocío finalmente se despertó un poco, pero no estaba sobria debido a todo lo que había bebido esta noche. Apoyó su suave cuerpo en su pecho desnudo. Al oler una fragancia familiar de jazmín, Rocío respiró hondo y se acomodó en sus brazos.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top