MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 98 Así me gusta

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5537

Updated: 2019-05-04 01:05


"Edward... ca... cariño..." Rocío se rindió, preguntándose si este hombre había tomado algún tipo de droga, si no, ¿qué podría haberlo hecho durar tanto?

"Así me gusta". La noche seguía desvelando su encanto embriagador. Edward la sostuvo fuertemente entre sus brazos con satisfacción. Luego separó el cabello que caía sobre su cara y le dio un largo beso en la frente antes de que estuviera satisfecho y después se fue a dormir.

La luz del alba deshizo los velos de la noche. La luz brillante de la mañana que brotaba de las nubes marcaba el comienzo fresco de un día.

El sol de la mañana que traía tranquilidad penetró a través de las cortinas y se dispersó sobre las dos figuras dormidas que yacían en la elegante cama. En el aire todavía fluía inevitablemente la fuerte fragancia del amor, que mostraba lo apasionados que habían estado la noche anterior.

La tranquilidad de esta hermosa mañana se rompió por un tono telefónico, Edward frunció el ceño y abrió sus ojos adormecidos. Estaba molesto con la persona que había perturbado sus sueños tan temprano en la mañana.

Edward retiró con cuidado el brazo que sostenía Rocío y extendió la mano para agarrar el teléfono móvil que estaba emitiendo este molesto ruido. Luego lo descolgó y respondió a la llamada sin siquiera fijarse en la persona que llamaba. No esperaba escuchar una voz indignada y aguda a primera hora de la mañana.

"¡Rocío, levántate de tu cama rápidamente! ¿Me vas a dar el plantón de nuevo?" Belén llamó a Rocío mientras aún estaba en su cama.

"Señorita Belén, disfruta usted llamando a sus amigos temprano en la mañana para despertarlos, ¿verdad? ¿O es que es un pas

ard, ¡te juro que no te perdonaré por esto!" El fuerte grito que procedía del baño lo despertó.

"¿Qué pasó mi amor?" Edward se apresuró de inmediato hacia el baño desnudo.

"¡Ve y vístete primero!" Rocío le gritó con furia. Ya no podía soportar su personalidad arrogante, por ejemplo, paseando por la habitación desnudo.

"Deberías usar la palabra mágica 'por favor' más a menudo". Edward ignoró sus quejas sobre el código de vestimenta pero la corrigió en su elección de palabras.

"No soy una santa". Rocío ignoró el hecho de que no llevaba ropa. Admitió que su forma de hablar podría mejorar.

"Bueno. Me cuesta imaginar que una belleza tan elegante como tú pueda ser mal hablada a veces". Edward tomó una toalla de baño y se envolvió con ella.

"¿Te arrepientes de haberte casado conmigo?" Rocío se dio la vuelta y le lanzó una mirada rencorosa.

"No, me encanta todo sobre ti". Edward la miró con una sonrisa burlona. Le encantaba ser sorprendido por ella todos los días. Esta mujer era un misterio. Esto hacía de ella más viva y real, cada vez podía descubrir algo nueva en su mujer

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top