MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 102 Tus despreciables actos te hacen invencible

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5710

Updated: 2019-05-05 00:17


"Rocío, mira, ¿esta me queda bien? Ay...", gritó Belén. Salió corriendo del vestidor y accidentalmente chocó con una mujer.

"Ay... ¡Qué mierda! ¿Estás ciega?", maldijo Clara. Después dio unos pasos hacia atrás para recuperar el equilibrio e inmediatamente comenzó a ofender sin siquiera mirar con quién estaba hablando.

Belén no respondió porque sabía que era su culpa. Sin embargo, cuando reconoció a la mujer, ya no pudo reprimir su ira.

"Oye, mira, ¿quién es? ¡Ni más ni menos que la señorita Ouyang! ¡Gracias por tu generosa hospitalidad la última vez! Realmente disfruté de la cena, ¿qué tal si vuelves a pagar las cuentas hoy?", dijo Belén en tono desafiante. Sonrió y pensó: 'Me divertí la última vez, ¡supongo que ella debe haber agotado al máximo su tarjeta de crédito!'.

"Belén, eres tú. ¿Estás huyendo de algún lugar otra vez?", preguntó Clara.

Luego frunció el ceño y su mirada se llenó de coraje, quería ajustar cuentas con Belén de inmediato.

"Te equivocas querida, tú eres la que necesita huir, después de todo, has tratado de quitarle el hombre a otra mujer", respondió Belén. Enseguida, miró con arrogancia a Clara y pensó: '¡Bah! Siempre actúas débil e inocente frente a Edward, ¿ahora estás sacando tu verdadero yo?'.

"¿Quién ha tratado de robar al hombre de otra mujer? No sé de qué estás hablando", negó Clara. Su rostro se oscureció cuando escuchó la palabra "robar" porque, de hecho, eso era lo que había estado haciendo.

"Tú sabes la respuesta, no voy a decir su nombre", respondió Belén. Luego le lanzó una mirada hostil a Clara. ¡Ja! Nadie había podido superar su imponente forma de ser.

"Belén, no te tengo miedo, ¿a quién le importa si eres la CEO del Grupo

a.

Ésta última, levantó arrogantemente la barbilla, de hecho, lo que más odiaba de Rocío era su actitud distante, había intentado actuar como ella, pero nunca había podido lograr tener ese aire sereno. Después de tantos años, Rocío todavía conservaba ese aire noble y refinada, algo que Clara jamás obtendría.

"¿La familia de Ouyang? Estoy muy contenta de haber escapado de ese lugar, ¡sin mí, debes sentirte como un pez en el agua!", dijo Rocío. '¡Ja! ¿Familia? Dejó de ser mi familia después de que mi madre muriera', se dijo a sí misma Rocío.

"¿Qué estás insinuando? ¿Crees que fuiste echada por mi culpa?", preguntó Clara. 'Me quejé de ella en presencia del papá, pero fue mi madre la que decidió echarla, no yo', pensó ella.

"Señorita Ouyang, no quiero jugar al juego de la culpa, lo pasado es pasado, de todos modos, no tengo nada que ver con los Ouyang ahora. Así que, recuerda, no quiero volver a tener nada que ver contigo, porque la sola idea me pone enferma", dijo Rocío despiadadamente. Ella pensó: 'Cuando salí de la familia ese año, me dije a mí misma que de ahora en adelante, solo soy una huérfana sin padres'.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top