MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 105 Sólo una funcionaria del estado.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6362

Updated: 2019-05-06 23:05


"¿Por qué debería ir a conocer a tu padre?". Belén estaba más que asombrada. ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué Natalia lo mencionó de repente?

"¡Para discutir los planes de boda, por supuesto!". Natalia se encogió de hombros como si estuviera hablando de la cosa más obvia del mundo.

Ante la incredulidad, a Belén no le quedó otra que suspirar profundamente. Se dirigió a Rocío en busca de ayuda, ya que se sorprendió por la inesperada respuesta de Natalia. ¿Podría ponerse peor la cosa? Belén no podía recordar en qué momento ella y Samuel se llevaron lo suficientemente bien como para dar el 'sí quiero'. Esta jovencita no podía estar diciendo esto en serio. ¿O sí?

"Natalia. ¿Estás bien? ¿Estás enferma? ¿A lo mejor tienes fiebre?". Después de decir eso, Belén presionó la mano en la frente de la niña. '¡Por qué no la parta un rayo ahora y haga que vuelva a la realidad!'.

"No. ¡Estoy tan fuerte como un toro!". Natalia sonrió dulcemente. Incluso tomó la mano de Belén y se la puso en la frente para asegurarle que estaba bien.

Al ver esto, Rocío no pudo evitar reírse. Se le ocurrió que Natalia sería la perdición de Belén.

"Rocío, ¿tienes el arma aquí? ¡Pégame un tiro!" Si Natalia continuaba, solo sería cuestión de tiempo que Belén se casara con el Sr. Frío. Belén pensó que también podría terminar ella misma antes de que llegara ese día.

"Está bien, Natalia. Deja de burlarte de Belén. La estás volviendo loca". Rocío tuvo que intervenir y las interrumpió antes de que Belén explotara. Luego se llevó a Natalia lejos de Belén inmediatamente.

Su amiga le dio una mirada agradecida. Ya que realmente no sabía qué hacer con Natalia. Esa chica era tan caprichosa, tan impredecible. ¿De verdad que eran hermanos esta joven y ese hombre tan frío? Belén realmente lo dudaba. No podrían ser más diferentes.

"No, Rocío. ¡No me estoy burlando de ella! Estoy cien por ciento seria. ¿Por

e no, colgó y aceleró hacia el MY Mall.

Rocío se quedó sin palabras ante lo sucedido. ¿No podía él simplemente escucharla? ¿Cómo podría colgarla como si nada cuando justo le había dicho que no hacía falta que viniera?

"¿Rocío? ¿Qué pasa?", preguntó Belén, notando que no se veía buena cara.

"Nada, es Edward, viene con Julio para recogerme". Rocío sonrió un poco avergonzada. Tenían que quedar otro día ya que ahora dejarían de ser solo chicas.

"¿Qué? ¿Julio también viene? ¿De Verdad? ¡Oh, estoy muy emocionada! ¡Nunca lo he visto antes! ¿Crees que debo preparar un regalo? ¿Qué le gusta?". La cara de Belén se iluminó cuando escuchó el nombre de Julio. Estaba farfullando excitada como una niña pequeña esperando para abrir sus regalos de Navidad.

"¿Julio viene aquí? ¡Guauu! ¡Ese niño lindo! ¡Quiero jugar con él!". Natalia lo adoraba. Le gustó especialmente el contraste entre su rostro regordete y sus expresiones indiferentes.

Rocío no sabía qué decir. ¿Era su hijo simplemente un muñeco gigante para Natalia?

"Sí, Edward lo traerá aquí". Al final, parece que Julio terminaría de compras con ellas.

El teléfono de Rocío volvió a sonar. Lo respondió y escuchó a Edward en el otro extremo. Sus palabras vinieron a ella con una voz profunda.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top