MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 108 ¿Eres la esposa de tío Samuel

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 4774

Updated: 2019-05-07 10:21


"Amor, tengo hambre, salgamos a comer algo", dijo Rocío suavemente en el oído de Edward con una voz dulce y natural. El aliento de ella soplando su piel provocó que su cuerpo se mantuviera rígido durante varios segundos y la sensación lo hizo sonreír.

Rocío sabía que tenía razón en estar enojado, ella había revocado sus órdenes frente a los empleados, así que le habló de la manera que le gustaba y lo calmó.

Escuchar a Rocío llamarlo "amor" lo hizo muy feliz. 'Rocío sabe que esto siempre funciona conmigo, la subestimé', pensó él.

"Está bien cariño, vámonos", Edward agitó su mano, despidiéndose de los empleados.

"Sí, Sr. Edward", todos suspiraron aliviados. Ahora estaban más impresionados con Rocío, nunca más volverían a confundirla con una mujer común, ella era la esposa del CEO y de eso no se iban a olvidar nunca más.

Cuando salieron del centro comercial MY Mall, el sol se estaba ocultando y el cielo estaba rojo como flamas, la estruendosa ciudad comenzó a calmarse.

Belén sostenía la mano de Julio, sonriéndole y mirándolo, le gustaba mucho y se preguntaba cuándo podría tener un hijo tan encantador como él.

"Julio, ¿qué te gustaría para cenar? Lo que tú quieras, yo invito", dijo ella con suavidad, aún con sus ojos sobre él.

"Oh, que bien. ¿En serio?", preguntó Julio entusiasmado, sus ojos brillaron con alegría.

"Por supuesto, ¿yo jamás te mentiría?", contestó Belén cálida y pacientem

ro en realidad había estado tratando de reunirlo con Belén.

"Sí, debes estar cansada", mirando a Natalia, Samue sonrió y acarició su desordenado cabello con amor.

"Er... Samuel, eso no es lo que quise decir, pero no estamos saliendo, ¿verdad? No quise decir nada con eso", Belén se preguntó por qué él la estaba mirando así. Ella solo le había pedido una vez que fingiera ser su novio, eso fue todo, no hizo nada malo. ¿Cómo podía hacer esa expresión sombría delante de ella?

"Samuel, no me sorprende que pudieras encontrarnos tan fácilmente, ¡tienes un oído increíble!", Edward le sonrió mientras ponía su mano alrededor de la cintura de Rocío. Le quedó muy claro que era idea de Natalia, no podría ser una coincidencia.

Samuel miró a Edward y lo ignoró, pero asintió con la cabeza a Rocío y le dijo: "Rocío, me alegra verte de nuevo", Samuel la respetaba mucho. Quizás era porque ella era la esposa de Edward y le caía bien sólo por eso.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top