MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 122 No sé si te gustarán

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5609

Updated: 2019-05-10 10:06


"¡Guau! ¿Cocinaste todos estos platillos?", dijo Edward emocionado, mientras miraba la comida con incredulidad. La mayoría de los guisos eran sus favoritos, "Sí, pero no sé si te gustarán", dijo Rocío con un tartamudeo. Aún cuando su esposo le aseguró que no había pasado nada, todavía estaba un poco preocupada.

"¡Guau!, mamá me preparaste mi comida favorita, alitas de polli, ¡te amo!", entonces Julio saltó a los brazos de su madre y le dio un gran beso. La forma en que habló era bastante similar a la de Edward.

"Pensé que lo que realmente amabas era las alitas de pollo, ¡no a mí!", dijo Rocío en tono de broma. Julio parecía estar tan ocupado en los estudios que ella lo veía sólo unas horas al día.

"No, me encantan las alitas de pollo, pero lo que más amo siempre has sido tú, mamá", Julio la abrazó con halagos, dejando en claro que lo que dijo era cierto.

"¿De verdad? Pero creo que amas más a las alitas que a mí", dijo Rocío con sarcasmo, bromeando acerca de sus adulaciones.

"Jajaja, mamá, ¿estás celosa de la comida?, ¡qué chistoso!", Julio acarició el rostro de su madre con las pequeñas manos.

"Sí, sí estoy celosa, no soy tan importante como el pollo para Julio, tengo el corazón partido", dijo ella juguetonamente. Ella sabía cuán elocuente podía ser su hijo, pero optó por ignorarlo porque le gustaba la forma en que la abrazaba.

"Mamá, tú eres la persona más importante para papá, ¿cierto, papi?", Julio miró a Edward, quien sonreía con felicidad mientras lo escuchaba.

Sus palabras tomaron a Edward por sorpresa, dejándolo estupefacto. ¿Cómo fue que lo involucraron en su broma?

"Sí, por supuesto. Tú y tu madre son igual de important

fe le encanta tu comida", Julio le echó más sal a la herida, Edward estaba más celoso que antes.

"¿Comandante en jefe? ¿Quién es él?", Edward perdió los estribos. ¿Cómo es que aparte de Kevin había otro hombre? ¿Sería que aunque Kevin amaba a Rocío, ella prefería al comandante?

"El comandante es el comandante, ¿quién más puede ser si no?", Julio miró a Edward con desdén como si estuviera mirando a una persona tonta.

"Está bien hijo, come tu comida y deja de hablar", Rocío hizo una mueca de disgusto y lo regañó. Descubrió a un Julio pretencioso y arrogante que solía ser más agradable y menos hablador, mientras que ahora era demasiado inapropiado.

"Está bien, mamá", respondió él con tristeza. Lo que había dicho era en beneficio de su madre, lo dijo a propósito para que Edward sintiera celos, sin embargo, en lugar de mostrar gratitud, Rocío lo regañó.

Por otro lado, Edward solo se quedó sentado con la mirada perdida, si eso era lo que Julio pretendía lograr, sin duda había logrado su objetivo. Los celos de Edward no cesaron hasta la noche cuando le dio a Rocío una buena lección en la cama.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top