MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 132 Estábamos siendo impulsivas

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5507

Updated: 2019-05-13 00:04


Daniel miró a Belén con aprecio y sonrió de manera agradable. Al ver lo mucho que ella valoraba la amistad, se dio cuenta de que la había subestimado antes. La había considerado una chica mandona y egocéntrica de una familia pudiente. Lo que vio hoy fue inesperado. La animó de corazón, '¡Bravo Belén! También me gusta Rocío'.

"¿Cuándo ofendí a Rocío?", dijo Clara mientras miraba a Edward como para comprobar si él aún la recordaba.

"¿No lo hiciste? Entonces, ¿por qué te abofeteó?", respondió Belén, sin pensar las consecuencias de lo que decía.

"¡No me digas! Belén, ¿estás segura de que estás hablando de Rocío?", Daniel se sorprendió de que una persona tranquila como Rocío abofeteara a alguien.

"Entonces, ustedes dos ya se han visto", dijo Edward, sonando a reproche. Su hermoso rostro se oscureció mientras miraba a Clara y a Belén.

Clara pensaba que Rocío había desaparecido desde la noche de su boda. No había estado en contacto con Edward desde entonces y por eso el detective privado no la pudo encontrar. Pero ahora ella sentía que se había equivocado. Escuchando las palabras de Edward, miró al grupo con temor. Además, Edward parecía preocupado por ella. Clara se preguntó si había algo que ella no supiera.

"¿Qué pasa? ¿Todos se han vuelto mudos de repente?", dijo Edward, levantando las cejas. "¿No estaban todos hablando sin parar hace un momento?". Algo serio debió haber sucedido como para que Rocío se enfureciera lo suficiente y abofeteara a alguien. Él estaba preocupado, aunque sabía que ella podía cuidarse sola.

Belén miró a Samuel en busca de ayuda. Había olvidado que Rocío se peleó con Clara por su cul

arruinó su buen humor.

"Eso es porque me preocupo por ti. Además, estoy agobiada. Había estado en la sala de reuniones toda la mañana. Tengo que trabajar incluso durante mis vacaciones. ¡Todavía no he desayunado!".

Rocío estaba diciendo la verdad. Todos los batallones habían solicitado comprar nuevos equipos para mejorar su posición en el ejército. Toda la mañana habían estado discutiendo a qué batallón debían ser otorgados. Cuando finalmente se tomó una decisión, le dieron montones de archivos para que trabajara, lo que la mantuvo tan ocupada que no pudo sacar tiempo para desayunar lo que Marco le había traído de la cafetería.

"¿Qué? ¿Tan tarde y aún no has desayunado?", gritó Belén después de mirar su reloj. "¿Por qué estás trabajando tan duro?". Tan pronto como terminó esa frase, le quitaron su celular.

"Aún no puedo descansar. Parece que estaré demasiado ocupada para ir a casa esta noche, y mucho menos para comer". Rocío seguía ocupada con los archivos mientras hablaba hasta que escuchó las palabras amargas del otro lado del teléfono. Entonces se quedó sorprendida.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top