MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 139 Que no se distrajera.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 4805

Updated: 2019-05-14 22:59


"¡Samuel! ¡Déjame! ¡Suéltame! ¿Por qué me traes aquí?". Belén marcaba cada palabra con pausas dramáticas, quería que sus palabras fueran escuchadas. Belén entró en pánico cuando fue sacada del restaurante e inmediatamente fue llevada a la suite presidencial del lujoso hotel. Su ansiedad se hacía cada vez más intensa.

Samuel no respondió. Su hermoso rostro reflejaba una maldad hipnotizante bajo las luces de colores. Una sonrisa recorrió su rostro. '¿Tienes miedo ahora? Un poco tarde, ¿no?', pensó Samuel.

"¿Qué crees que quiero hacer?", Samuel se río juguetonamente, de repente empujando a Belén contra la pared. Su cuerpo desgarbado se acercó mientras con los dedos le tocaba lentamente sus suaves labios. Todo era tan peligroso pero tan encantador.

"Bueno... ¿Cómo puedo saber yo?", Belén respondió vacilante. En el interior, sin embargo, ella estaba pensando '¡Dios mío! ¡Este hombre es una fuerza de la naturaleza! ¿Cómo puede ser tan siniestro y sexy al mismo tiempo?'.

"Sin prisa. Lo sabrás muy pronto", él le susurró al oído. El aire caliente que sopló su oreja pronto deslizó por todo su cuerpo. Belén sintió que sus rodillas se debilitaban.

"Yo... No quiero saber, ¿está bien?". Belén tenía ganas de llorar, sin saber cuáles eran las intenciones de Samuel Cualesquiera que fueran sus intenciones, ella solo quería huir. Sin embargo, ya estaba entre sus brazos. Ella no podía soltarse por mucho que lo intentara.

que su presa supiera quién era el que dominaba.

"Hm...".

El beso de Samuel estaba mezclado con un toque de ira. Él jugó con su pequeña lengua sin piedad, sin dejar escapatoria. Ella lo había provocado, y él la castigaría por eso.

Belén nunca había besado a nadie. Sus creencias conservadoras le impidieron dar ese ultimo paso. Pero ella se entregó a Samuel. Si hubiera tenido elección, habría querido que su primera vez fuera con alguien que la amara profundamente. Pero el destino tenía otros planes. Belén se cayó en la trampa de Natalia.

Pensó que estaría devastada, pero no lo estaba. Era Samuel. ¿Tal vez Belén finalmente había aceptado el título de "cuñada" que Natalia le había asignado a la fuerza? Tal vez por eso, cada vez que Natalia la llamaba así, se sentía avergonzada, pero no disgustada.

"¡Ahh! Duele...". Sus pensamientos vagaron, así que Samuel le mordió el labio con fuerza. Eso era para advertirle de que no se distrajera.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top