MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 169 Llámala Sra. Leng.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6252

Updated: 2019-05-21 19:52


"¡Y una mierda! Por lo que sé, Belén no te seguiría voluntariamente, supongo que tramaste alguno de tus planes con ella, deberías agradecerle a Dios porque no te dio una patada en el trasero", dijo Edward, ¡él sabía muy bien que Samuel era el tipo de hombre que haría todo lo posible para lograr sus objetivos! Así que era imposible convencer a Belén sin tramar ninguna artimaña.

"¿Es tan obvio?", Samuel no negó la afirmación de Edward, a cambio le dio una sonrisa perversa. Este se había dado cuenta fácilmente y Samuel sabía que a veces, entre más te esforzabas por ocultar algo, lo hacías más evidente.

"¿Qué piensas?", Edward sonrió de manera evasiva y entró a la casa, dejando atrás a Samuel.

Este último se jaló el cabello con ansiedad, no estaba satisfecho con la respuesta a medias de su amigo, no tuvo más remedio que seguirlo a su casa.

A Natalia le dio igual ver entrar a Daniel, no obstante, reaccionó exageradamente cuando vio entrar a Rocío con Belén persiguiéndola. '¡Oh Dios mío! ¿Por qué está aquí Belén? ¿Acaso será que el Sr. Frío también está por aquí?', pensó ella.

"Belén, ¿qué te trae por acá?", preguntó Natalia, sorprendida. Belén estaba tratando de explicarle algo a Rocío.

"Voy a hablar contigo más tarde", Belén miró a Natalia y lo que dijo hizo que esta temblara de miedo. '¡Oh Dios mío! ¡Ella es tan agresiva!', dijo Natalia para sí misma.

"Rocío, de verdad tenía muchas ganas de decírtelo, pero tenía miedo de que te burlaras de mí, ¿me entiendes? Y me dio mucha vergüenza decírtelo de inmediato, no te enojes conmigo, por favor", Belén no tenía tiempo para la problemática Natalia, su prioridad era hacer las paces con Rocío, que parecía tan fría como un trozo de hielo.

"No estoy enojada contigo, estoy decepcionada", respondió ella, entrando directamente en la cocina sin detenerse a escuchar a Belén.

"Sra. Rocío,

ntir este fuerte aire frío, como si viniera del infierno, Natalia sufría por su comportamiento indiferente, su tierno corazón estaba temblando.

"¡No huí! Acabo de regresar al país... estaba de viaje", murmuró ella con la cabeza agachada, tenía demasiado miedo de mirarlo.

"¿Ah sí? ¡Así que cuando volviste, aterrizaste aquí! No pudiste encontrar tu casa, ¿verdad?", respondió Samuel. En realidad, fingía estar enojado solo para asustarla, su ira se había desvanecido hacía mucho tiempo, Samuel se comportaba así para evitar que su hermana se saliera de control en el futuro.

"¡Jejeje! Eso fue porque escuché que acababas de casarte con Belén, vine aquí por un par de días para darles su espacio", aseguró Natalia, convencida de sus argumentos. Por la forma en que él le había hablado, se dio cuenta de que la había perdonado, así que aprovechó esta gran oportunidad y saltó a los brazos de su hermano, Natalia actuó como una niña mimada, cosa que siempre surtía efecto con Samuel.

"Eso es muy lindo de tu parte... ¡Bah! No trates de engañarme, eres una niña traviesa, conozco todos tus trucos, ¡eh!", Samuel le acarició la frente a su hermana, él no podía hacer nada contra ella, simplemente aceptar que tenía una hermana encantadora.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top