MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 174 ¿Es esa la promesa que me hiciste

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5354

Updated: 2019-05-22 09:29


Rocío bajó la ventanilla del coche para dejar salir el olor a alcohol. Los borrachos realmente pueden hacer que un auto apeste. Soplaba una suave brisa, ventilando el olor fuerte. Y ella sentía mucha curiosidad por su pasajera, pensó: 'si estoy en lo cierto, ¡esta debe ser la tercera vez que la veo!

La primera vez, casi la atropellé; después, la vi vagando sola en la calle. Ahora, la tengo aquí borracha. Cada vez que la veo, tiene una expresión triste. Debe tener una buena historia que contar'.

Rocío conducía cuidadosamente por la carretera sin contratiempo. Entonces sintió el dolor en su brazo, frunció el ceño y pensó: '¿está más grave de lo que pensé?'.

Después, echó un vistazo a la herida que había vendado de prisa y se dio cuenta de que la sangre comenzaba a traspasar a través del vendaje. Esperaba que la herida no fuera tan grave como para afectar su desempeño en el ejercicio militar.

Cuando el coche entró en la villa, Lucas se le acercó antes de que se detuviera.

"Sra. Mu, ¿qué pasó? ¡Estás herida!", gritó al ver el brazo sangrando de Rocío. '¿Cómo sucedió eso? Ella es una militar y experta en artes marciales. ¿La lastimó alguien realmente peligroso?', pensó Lucas.

"¡Bueno! No pasa nada. No es serio. Por favor, ayúdame a sacarla del auto", dijo Rocío tranquilamente. Ya no le preocupaba la herida y fue a abrir la puerta del coche.

"¡Es ella!", dijo Lucas. Se sorprendió al ver a la mujer en el asiento y se preguntó qué hacía en el coche de Rocío.

"¿Qué pasa? ¿La conoces?", Rocío preguntó ansiosa. Quería averiguar quién era la mujer por lo menos.

"¡S

que Rocío, una coronel experimentada, se lastimó de pronto?'.

"Estoy bien. Es solo una pequeña cortada. Relájense", dijo Rocío, luego sonrió como pidiendo disculpas y pensó: 'No es serio. No hay que darle demasiada importancia. Me da vergüenza'.

"Cállate. ¿Cómo una pequeña cortada puede sangrar tanto?", gritó Edward. Fulminó con su mirada a Rocío, quien parecía despreocupada por su herida y frunció el ceño como si fuera a darle una buena paliza.

"Bueno, bueno, ¡déjame ver!", dijo Julio, en vez de estar impactado, parecía que apenas le importaba. Se acercó a Rocío y pensó: '¡papá está haciendo un escándalo! Mami ya se había vendado, la herida no es tan grave. Ella se había lastimado así una docena de veces, o tal vez más. Me alegro de que esté en casa sana y salva'.

"¿Cómo dices, niño? No eres un médico", dijo Natalia, frunciendo el ceño con todo lo que Julio había dicho. Especialmente hacía un instante, cuando supo que era él quien había informado de su paradero al Sr. Frío. Ella decidió que era hora de jugar rudo con este pequeño diablo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top