MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 178 Cariño, tú me sedujiste

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 4666

Updated: 2019-05-23 03:01


"Ammm ... necesito tomar una ducha", Rocío intentó alejarse de la situación lo antes posible, pero Edward agarró su brazo sano.

"¿Bien? ¿Qué tienes que decir ahora?", él podía recordar vívidamente el miedo de perderla que sintió cuando la había visto herida y trató de ocultar ese sentimiento cuando hablaba con los demás minutos antes.

"Bien. Querido, admito que todo es culpa mía y te juro que la próxima vez tendré más cuidado, ¡perdóname, por favor!", era la primera vez que Rocío actuaba tan sensual frente a su esposo, luego frotó su cuerpo contra el de él, Edward se sorprendió por su encantadora sonrisa y el suave tono de su voz, Rocío había cambiado mucho desde que se conocieron, su actitud distante había sido reemplazada por afecto, él tampoco creía que su mujer pudiera ser tan sensual y pensó que algo debía estar mal, ¿acaso tenía fiebre? Cuando le tocó suavemente la frente, sintió que su temperatura era normal, si no era fiebre, ¿entonces qué la había hecho actuar de esa forma? Al final, eso era lo de menos, porque Edward amaba cuando su esposa se comportaba así, entonces, él le demostró con acciones lo que ella le provocaba, le dio un beso salvaje y apasionado en sus delicados labios rosas e hizo una pausa para morderlos. Edward sólo soltó a Rocío cuando ambos empezaron a jadear, él la miró amorosamente y le dijo: "Cariño, tú me sedujiste".

"Tengo una pregunta pa

nguna manera, ¡no voy a caer en tu juego esta vez!", ella sonrió, porque él estaba tratando de engañarla de nuevo.

"En primer lugar, tú fuiste quien me sedujo hace un rato, ¿o ya se te olvidó quién comenzó todo?", Edward se recargó en la pared cuando se dio cuenta de que no podía entrar y decidió esperarla.

"¿Podrías parar, por favor? De verdad necesito tomar una ducha ahora", Rocío comenzó a lamentarse por haber jugado a ser sensual con su esposo porque este ya no lo dejaría en paz.

Edward respondió: "Puedes comenzar la ducha cuando quieras, no puedo verte de todos modos", y luego se dirigió al balcón, donde lo único que podía ver era la interminable noche estrellada. La vida era corta y Edward se sintió bastante afortunado de haber recuperado a Rocío después de todo lo que habían pasado, no sabía cuándo comenzó a enamorarse de ella, pero lo que sí sabía era que le encantaba estar a su lado todo el tiempo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top