MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 185 Edward, te extraño.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 4909

Updated: 2019-05-24 04:31


"Coronel, ¿qué pasó aquí?", preguntó Kevin, mirando a los soldados heridos. Al ver que Rocío sangraba de nuevo, sintió pena por ella.

"Estoy bien. Acabo de competir con Hank", Rocío le respondió indiferente con una leve sonrisa. El dolor de brazo le recordaba cuán fuerte había sido ese golpe.

"¿Qué le ocurre a Hank? ¿Por qué tiene tantas ansias de competir contigo?". A Kevin le disgustaba la estrechez mental de Hank. 'Un hombre que guarda rencor contra una mujer. ¿Quién hace eso?'.

"¿Quién sabe? Él es extraño, y siempre impone su voluntad a los demás". Hank había competido con Rocío muchas veces, pero nunca ganó. Sin embargo, hablaba mal de ella, diciendo que no era por su gran esfuerzo que había obtenido el rango militar. Por supuesto, faltaba a la verdad, pero Rocío ignoraba por qué Hank pensaba así.

"Ignóralo. ¡Vamos! Te llevaré a la enfermería para que te venden la herida de nuevo. De seguir abriéndose, nunca se sanará". Kevin sabía que algunas personas tenían problemas con Rocío en privado, pero Hank fue el primero en hacer de ellos un espectáculo público.

"Puedo ir sola. No es más que una pequeña herida. Regresa a tu trabajo". Rocío no quería molestarlo por algo tan pequeño. A medida que se acercaba la fecha del ensayo de guerra, Kevin estaba tan ocupado como ella.

"De acuerdo. Cuídate. Vigila esa herida para que no se infecte". Kevin no insistió, pero nunca dejó de preocuparse por ella. No quería presionarla.

"Está bien.

ño, también te extraño, mucho. ¿Estás bien?", su voz temblaba. 'Ella no es así. Algo tiene que haber sucedido'.

"Si, estoy bien. Solo quería escuchar tu voz". Se amaban, de eso no había duda. Sin embargo, para Edward su orgullo era demasiado importante para decir la verdad; Rocío dudó a pesar de sentirse profundamente enamorada. Por eso, ninguno expresó cuánto significaban el uno para el otro, su amor más profundo. Ese fue un error que podría costarles caro.

"¿Qué ocurrió? Te conozco. No eres así". Edward no le creyó, aunque estaba encantado de escuchar sus dulces palabras.

"Edward, ¿tenías que arruinarlo? Trataba de que te sintieras un hombre. Simplemente no lo entiendes. No importa. ¡Tengo que trabajar, masoquista!". Rocío colgó el teléfono enojada. Había olvidado que no podía colgar primero.

Sin embargo, Edward era todo sonrisas después de la llamada. 'Ha vuelto a ser la misma'. Eso era lo que él deseaba. Ya no importaba quién había colgado primero.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top