MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 193 Se siente bien tenerte a mi lado

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5130

Updated: 2019-05-26 00:03


"Cariño, ¡me estás seduciendo!", Edward se dio vuelta y la abrazó. Sudaba gotas de agua en su cuerpo desnudo. Lucía excitado y fascinante.

"¿Y qué si lo hago? Está funcionando, ¿o no?", aunque ya lo había visto en otras ocasiones, se sonrojó al ver su pecho desnudo, "Si mi querida esposa lo pide, considéralo un hecho", entonces la molestó Edward deliberadamente. Ella se sonrojó aún más. Cada vez que se intimaban, se sonrojaba.

"Edward, se siente bien tenerte a mi lado", dijo Rocío con voz apenas audible. Estaba demasiado avergonzada para mirarlo a los ojos, así que enterró la cara en sus brazos y se sumergió en el aroma de jazmín en su cuerpo.

Edward no la escuchó. La abrazó con la barbilla apoyada en la cabeza. La disfrutó y la amó aún más.

Llegó la noche y tuvieron una buena cena. Como séquito de Rocío, Marco se quedó a pasar la noche. Ya había empacado las cosas necesarias a sugerencia de Rocío, de modo que traía consigo un cepillo de dientes, un cuchillo de afeitar, etc., y durmió en la habitación de huéspedes.

A Julio le encantó que se quedara porque tendría un compañero de juegos. Se divirtió esa noche, a diferencia de Natalia, quien tenía más bien un asunto importante que considerar en ese momento. Aunque la propuesta que le había hecho no le parecía tan absurda, seguía dándole vueltas al asunto en su cabeza.

Suspiró al pensar en la cita del día siguiente. La propuesta de Kevin era tentadora, pero no estaba segura de querer casarse con un extraño.

No sabía nada de él ni de su familia, n

on firmeza. Esta vez ella había cometido un error con Belén y con él, ¿y si hubiese sido con otra persona? ¿Lo dejaría pasar tan fácilmente?

"¡Si sigues presionándome, buscaré a alguien y me casaré mañana!", gritó Natalia.

"¿De verdad? Hazlo si puedes", se rió Samuel, quien pensó que estaba bromeando. "Esperaré y veré cómo encontrarás a un hombre para casarte durante la noche".

"Hermano, ¡recuerda lo que acabas de decir! Prométeme que no me enviarás a Francia si me caso mañana", Natalia acababa de decidir que se casaría con Kevin. Samuel no le dejaba otra opción. ¡Casarse con un extraño no podría ser tan terrible! Tal vez hasta sea emocionante. Después de todo, es un joven y apuesto militar.

"Una trato es un trato. Pero si haces trampa, el trato se termina", sonrió Samuel. Evidentemente, no creía que ella pudiera casarse al día siguiente.

Y nunca se imaginaría que fueron sus palabras las que ayudaron a Natalia a decidirse. ¿Cómo reaccionaría cuando se enterara? ¡Sería interesante descubrirlo!

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top