MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 205 Nunca estarás a mi altura

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5334

Updated: 2019-05-28 23:06


"Ven aquí". Samuel no podía aceptar que Natalia estuviera casada, y mucho menos verla en brazos de otro hombre. Era su hermanita menor. La había cuidado desde niña. ¡Nadie tenía derecho a alejarla de él!

"Pero... dije que volvería con Kevin". Natalia miró atentamente la cara de Samuel, temiendo que se enojara y la arrastrara a casa.

"¿Qué? Natalia, ¡dilo otra vez si te atreves!", Samuel estalló de ira al oír lo que Natalia había dicho. Se había casado con este hombre a sus espaldas y se negaba a ir a casa. ¿Cómo se había atrevido?

Natalia sintió que le recorría un repentino escalofrío de miedo. Intentó refugiarse aún más en los brazos de Kevin. ¿En qué estaba pensando ella, provocando nuevamente al Sr. Frío? A este ritmo, ella pagaría un alto precio.

"Cálmese, señor Samuel. Natalia es mi esposa. Ella ya no es su responsabilidad", dijo Kevin despacio, pero con firmeza. Samuel intentó mantener la calma, pero parecía distante y amenazador. Kevin no se amedrentó ante la abierta hostilidad de Samuel y dejó clara su posición.

"Natalia, ¿estás de acuerdo con él?", preguntó Samuel, ignorando las palabras de Kevin. Cerró sus ojos oscuros y fríos, después los abrió de nuevo. Al mirar fijamente a Natalia, sus ojos estaban llenos de decepción y tristeza.

"Hermano, yo...", Natalia miró a Kevin, luego a Samuel. Simplemente, no sabía qué hacer. Si elegía a uno, le haría daño al otro. Le dolía tener que elegir. Uno era su querido hermano, y el otro era su actual esposo. Deseaba que hubiera alguna solución intermedia donde ninguno resultara herido.

"Está bien. Lo entien

in? ¿Lo suficientemente bueno como para casarte con él tan rápido? ¿Estás segura de que él vale la pena?", Samuel miró a Natalia con inquietud. Sin darse cuenta, su hermanita, que solía seguirlo a todo lado, había crecido y alcanzado la edad para casarse. Habría otro hombre en su vida. Todo cambiaría y él no sería el único hombre en el que ella confiaría. Los pensamientos llenaron su corazón con una amarga tristeza. Sentía como si ella lo hubiera abandonado.

"Yo... no lo sé. Solo siento que no quiero perder a Kevin. Samuel, ¿no te gusta?", preguntó Natalia frunciendo el ceño desconcertada. ¿Qué tiene de bueno Kevin? No era algo que ella pudiera explicar. Apenas se conocían. Kevin aún era un extraño para ella.

"Este hombre me robó a mi única hermana. ¿De verdad pensaste que me gustaría? Ahora lo único que quiero es darle un golpe. ¡Es lo que se merece!". Samuel lo decía en serio. Natalia acababa de regresar del extranjero. ¿Cómo había conocido a Kevin? ¿Cómo pudo haberse casado en secreto en tan corto tiempo? ¡Por supuesto que estaba enojado!

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top