MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 212 ¿Estás enojada conmigo

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7521

Updated: 2019-05-29 17:39


"Julio, ¿no es tu papá bueno y amoroso también contigo? siempre te he tratado muy bien, ¿verdad?", apoyándose casualmente contra la puerta, Edward se cruzó de brazos y sonrió a su esposa e hijo, se sintió tan feliz y aliviado de verlos, ellos eran las únicas personas que necesitaba en este momento.

"¡Papi! ¡Ya llegaste! ¿Por qué no me llevaste a la playa? ¡Me hubiera encantado estar allí contigo!", Julio saltó del regazo de su madre y corrió hacia Edward con emoción, parecía que había olvidado totalmente su molestia con él, la mera aparición de su padre lo puso muy feliz.

"¿La playa? ¿Quieres ir ahí de nuevo?", Edward arrugó ligeramente las cejas mientras levantaba el cálido cuerpecito de Julio hacia sus brazos, todavía podía recordar lo que sucedió la última vez que fueron a la playa, ¿por qué no mejor ir a otro lado? 'Pero esta ocasión es diferente, esta vez iremos como familia, ¡sin duda será un viaje sensacional!', pensó Edward, quien estaba repentinamente encantado por la idea.

"¡Sí! Papi, ¿podemos llevar a mami la próxima vez? ¡Para que seamos una familia completa!", con una sonrisa dulce y alegre, Julio jugó con la corbata de Edward y lo miró a los ojos como un cachorrito pidiendo comida.

"Entonces tendremos que preguntarle a mami sobre eso, esa no es mi decisión", desde el momento en que cruzó la puerta, Edward no dejó de mirar amorosamente a su esposa, la había extrañado demasiado.

"Vengan, vamos a cenar primero, me muero de hambre", Rocío miró hacia otro lado, tratando de no hacer contacto visual con él, ni siquiera dijo nada sobre el viaje que padre e hijo estaban planeando, simplemente acomodó su cabello detrás de las orejas y caminó hacia la puerta. Ella no sabía qué pensar o qué decir, ni siquiera podía mirar a Edward directamente a los ojos, por temor a abrumarse y llorar, Rocío se dijo a sí misma que no le importaba en absoluto lo que Paula le había mostrado, pero la realidad era que no dejaba de pensar en ello.

"Julio, ve tú primero", Edward acarició amorosamente el pequeño traserito de su hijo y lo bajó de sus brazos.

"¡Está bien, papi! Pero no tardéis mucho, ¡ya tengo hambre!", Julio miró a sus padres, sabía que algo estaba mal entre ellos y que tenían que hablar, así que no di

ría a preocuparse por su esposa como nunca antes, fue como si le hubieran cambiado el corazón, Molesto por lo imprudente que había sido, Edward mordió suavemente el labio de Rocío antes de soltarla, sus labios rosados ya estaban húmedos y ligeramente hinchados debido a su profundo beso y sus ojos llorosos estaban abiertos como los ojos de un conejito sobresaltado. Edward curvó sus labios en una sonrisa amorosa y una vez más sostuvo a su esposa entre sus brazos, se sentía seguro y cómodo cuando ella estaba cerca.

Al principio, Rocío se asustó y trató de empujarlo, sin embargo, mientras la besaba con entusiasmo y profundidad, podía sentir sus emociones a través de sus ardientes y temblorosos labios, ella podía sentir su rabia y su pánico, era como un animal herido, buscando desesperadamente un refugio donde esconderse y estar a salvo. Rocío no sabía qué estaba mal, pero sabía que él quería que ella respondiera, así que le devolvió el beso cariñosamente, tratando de curar las heridas invisibles que tenía, aunque no podía verlas y tampoco sabía de dónde venían las lesiones, sabía que estaba gravemente herido y que la necesitaba.

Edward deseaba que el tiempo pudiera detenerse en este mismo momento y que pudieran abrazarse para siempre, había decidido que nunca huiría ni se volvería a mentir a sí mismo, él quería a Rocío, no importa si era amor o algo más. Edward no la dejaría ir jamás, su mundo estaría completo sólo si ella estuviera en él, no había otra manera de ser feliz.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top