MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 213 ¿Dónde aprendiste a cocinar

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 10053

Updated: 2019-05-30 00:02


Kevin condujo tan rápido como pudo, era más tarde de lo esperado, Natalia estaba sola en su apartamento y él se preocupaba por ella, ¿estaría bien sin él? ¿Acaso ya habría comido algo? ¿Le daría miedo estar sola? Todas estas preguntas pesaban en su mente, así que suspiró profundamente. Se había adaptado a su nuevo papel de esposo más rápido de lo que pensaba, era literalmente una pareja recién casada. Para ser honesto, Kevin no estaba seguro de si era una buena idea llevarla a su departamento, especialmente cuando podría estar fuera por diez días o incluso más debido al próximo ejercicio militar, se quedaría sola de nuevo y él realmente se preocupaba por ella.

Ya estaba oscuro cuando finalmente llegó a casa, no tenía paciencia para esperar el ascensor, así que corrió escaleras arriba, gotas de sudor corrían por su frente mientras lo hacía, respiró hondo varias veces antes de abrir la puerta principal con la llave. Tan pronto como abrió la puerta, pudo percibir un olor delicioso flotando en el aire, sorprendido, miró a su alrededor buscando la fuente del olor hasta que vio a una mujer en la cocina a través de la pared de vidrio, se acercó y vio unos cuantos platos ya en la mesa.

Kevin se frotó los ojos con incredulidad, ¿Natalia sabía cocinar? ¡Eso sí que era sorprendente! Las chicas jóvenes apenas cocinaban hoy en día, nadie imaginaría que una chica nacida en cuna de oro como Natalia sabría hacerlo, ¿realmente ella había preparado esos platillos? ¿Se podían comer? Kevin se estremeció ante el pensamiento, parecía que estaría cenando algo horrible esta noche, esperaba que su estómago fuera lo suficientemente fuerte.

"Kevin, ya llegaste, sólo un segundo, ya casi termino aquí, déjame terminar un platillo más", al oír el ruido procedente de la puerta, Natalia miró a su alrededor y vio a Kevin mirándola fijamente. '¿Tengo algo en mi cara? ¿Por qué me está mirando así?', pensó Natalia tocándose la cara.

"¿Tú hiciste todo esto?", Kevin se acercó a la mesa y se quedó boquiabierto una vez más, estos no eran guisos comunes, cada plato requería mucho esfuerzo para preparar y cocinar, ¿cómo los había cocinado? ¿Acasó pidio la comida a domicilio?

"Sí, espero que te gusten, no tuve tiempo para comprar, así que solo usé lo que había en tu refrigerador, ¿estás enojado conmigo por no haberte consultado primero?", Natalia se limpió las gotas de sudor de la frente y miró nerviosamente a Kevin. '¿Qué significa esa mirada en su rostro? ¿Está enojado porque agarré cosas su refrigerador sin permiso? Quizás no le guste lo que cociné...', pensó ella.

"No, para nada, sólo estoy sorprendido, no tenía idea de que supieras cocinar", murmuró Kevin cuando Natalia le sonrió llena de nervios, ella era como una cajita llena de sorpresas.

"Ve a lavarte las manos, terminaré en cuestión de segundos", el último plato era costillas de cerdo en salsa de ajo, un poco de salsa caliente se derramó accidentalmente en su mano cuando Natalia las movió de la sartén al plato, el dolor fue

ente? A pesar de su posición económica, ella se comportaba como cualquier chica ordinaria.

Julio podría estar en desacuerdo con Kevin sobre su parte "agradable", porque Natalia siempre había sido tan mala con él, pero ella era una chica relajada y siempre se acomodaba a la situación, así que no tardaría mucho en adaptarse a un nuevo entorno. Natalia rápidamente se familiarizó con el apartamento de Kevin, la casa era su nuevo hogar y ella desempacó sus cosas y las puso al lado de las de él.

En el dormitorio, el baño e incluso el estudio, estaban las cosas de Natalia, lo que le recordaba a Kevin que se había casado y que vivía feliz con su esposa.

Después de la cena, él tomó una ducha rápida, como todos los hombres después de un regaderazo, Kevin salió del baño con solo una toalla atada alrededor de su cintura, pero para su sorpresa, tan pronto como entró en la habitación, escuchó un grito de terror.

"¡Ahhhhh! ¡Kevin! ¿Qué estás haciendo en mi habitación?", Natalia se sonrojó, agarró la ropa que acababa de quitarse del suelo y trató de cubrirse. Ella tenía como costumbre deshacerse de toda su ropa antes de entrar al baño en casa, ya que todo el piso era suyo, pero se le olvidó que ya no estaba sola, Kevin también vivía en la misma casa.

"No hay necesidad de esconder nada, ya lo he visto todo, además este también es mi dormitorio, ¿olvidaste que estamos casados?", Kevin le sonrió perversamente y se desató la toalla, reveló su cuerpo delante de ella y luego se puso ropa de descanso, sin embargo, ella gritó de nuevo cuando lo vio completamente desnudo.

"¡Kevin! ¡Eres un pervertido!", Natalia se dio la vuelta inmediatamente y se puso las manos sobre los ojos, un gesto que dejó su parte trasera totalmente expuesta. Unos segundos más tarde, ella se dio cuenta de que también estaba casi desnuda, de modo que dejó escapar otro grito aterrador mientras corría hacia el baño, con los ojos tapados. Kevin se quedó paralizado por el asombro, ¿qué diablos acababa de pasar?

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top