MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 219 Ella dirá que es tuyo.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5688

Updated: 2019-05-30 08:08


"Para hacer mi trabajo, primero tengo que comer", dijo Daniel. Sonrió y se apoyó en la silla mientras tocaba su deslumbrante arete púrpura, lo cual era su movimiento característico.

"¿Por qué quieres beber a esta hora?", Edward se sirvió un vaso de agua y lo bebió de un solo trago. Después, volteó a ver a Samuel, quien parecía desanimado.

"Rachel Qin regresó", dijo Samuel. Le dio otro trago a la copa de vino que había estado sosteniendo, el cual impregnó su boca.

"¿Qué? ¿Rachel Qin? ¿Cuándo la viste? ¿Sigues pensando en ella después de tantos años?", Edward frunció el ceño y pensó: '¿No se había casado con un comerciante rico y extranjero? ¿Qué hace aquí? ¿Y justo después de que Samuel se casó?'.

"Ya te había dicho que ya no la amo. ¿Cómo podría siquiera pensar en ella?". Al principio, a Samuel le había dolido, pero con el paso del tiempo, la imagen de Rachel en su memoria se volvió vaga hasta que, finalmente, dejó de pensar en ella completamente. Ni siquiera la habría recordado si no se hubiera aparecido tan repentinamente el día de hoy.

"¿Entonces, por qué estás tan abatido?", a Edward nunca le había gustado Rachel porque pensaba que ella no era del tipo de Samuel desde el principio. Al comienzo no lo veía como un gran problema, pero después de que ella lo dejó, le comenzó a preocupar el estilo de vida cada vez más decadente de Samuel. Finalmente se calmó cuando vio que lentamente comenzó a volver a ser el mismo de siempre.

"La cuestión es que Belén la vio y huyó. Creo que ella malinterpretó todo el asunto". Le dolió cuando recordó el momento en el que Belén se retiró.

"¿Qué? ¿Por qué no la seguiste? ¿Qué haces aquí bebiendo?", las cejas de Edward se frun

stionó Daniel y se puso serio.

"Se lo dije, pero está segura de que el bebé es mío, así que me preocupa que las cosas puedan cambiar". Edward no le quería esconder nada a Samuel y Daniel. Aunque les encantaba burlarse unos de otros, eran las personas con quienes podía hablar de asuntos importantes.

"¡De ninguna manera! ¡Hay una entre diez mil probabilidades de que eso pueda pasar!", Samuel siempre decía la verdad y evitaba hablar de cosas que no sabía.

"Es difícil de decir. Jefe, será mejor que te realicen un examen físico en el hospital. Las consecuencias pueden ser graves", Daniel hablaba en serio. Sabía el peso del asunto.

"¡Tienes razón! Eso es lo que estoy pensando. No le digáis nada a Rocío. Ella podría pensar demasiado", Edward levantó los ojos. Había hecho un desastre en primer lugar, y lo arreglaría lo antes posible. No quería afectar el rendimiento de Rocío durante en ensayo militar.

"¡No te preocupes! Sabemos lo importante que es esto". Después, Samuel se sirvió otra copa de vino y los otros dos hombres también competían para ver quién podía beber más rápido, como si trataran de embriagarse.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top