MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 227 Absolutamente cautivado

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6574

Updated: 2019-06-01 00:02


"¡Vaya, eso no puede ser verdad! ¿Cuándo se volvió tan agresiva Paula? ¿No sabe ella que tienes misofobia?", los ojos de Daniel se abrieron. Todos los que conocían a Edward sabían que estaba prohibido tocar sus labios. Paula fue realmente muy atrevida al besarlo así. Fue lo suficientemente inteligente como para elegir el momento adecuado para dejar que Rocío lo viera.

"Ya me voy. Cuida a la compañía por mí". Edward salió apresuradamente del ascensor tan pronto como se detuvo en el primer piso. Marcó el número de Rocío una y otra vez, pero su teléfono todavía estaba apagado, de modo que maldijo con frustración.

El Humvee pasaba rápido por la carretera del centro de la ciudad. Marco observaba cuidadosamente la expresión de Rocío de vez en cuando. Había supuesto que esperaría afuera del edificio de las oficinas del FX International Group por un tiempo. No esperaba que Rocío volviera tan pronto. Cuando regresó, no parecía tan emocionada como cuando llegaron al edificio.

"Coronel, ¿a dónde vamos?", preguntó Marco. Ya habían pasado varias intersecciones y ahora, tenían tres opciones en la siguiente vuelta: la base militar, la casa de Edward y la costa.

"Quiero ir a la orilla del mar". Ella puso los ojos en blanco y se burló de sí misma. Si la imagen que vio no significaba nada, ¿cómo podría alguien explicar lo que acaba de presenciar?

Edward le dijo que le creyera en cualquier circunstancia. ¿Era esto lo que él quería que ella viera? ¿Acaso ella era solo una broma para él? Se sentía demasiado tonta. Rocío pensó que mientras estuviera cerca de Edward, él finalmente se enamoraría de ella. Pero todo resultó ser una fantasía.

La brisa del mar era muy suave hoy. Acariciaba su rostro con suavidad, haciéndole sentir cómoda, como si pudiera sentir la tristeza de Rocío. Se sentó sola en una roca mientras observaba el vasto océano azul. Las olas que olían a algas lamían las rocas cerca de la costa. Gotas de agua de mar ocasionalmente sa

preocuparse por Rocío. Le costaba olvidarla por completo, ya que una vez había estado profundamente enraizada en su corazón.

Kevin condujo al centro rápidamente, sacudiendo la cabeza en un gesto de impotencia. Un lujoso Maybach pasó repentinamente al lado de su coche. Antes de que se diera cuenta, el coche ya había desaparecido. Pasó muy rápido. Si Kevin no estaba equivocado, era el auto de Edward. Pero, ¿por qué Edward se dirigía a la base militar? ¿No estaba Rocío en la playa?

Edward estaba en un estado de pánico. Después de irse del FX International Group, se fue directo a casa. Pero no encontró a Rocío allí. Iba dando palos de ciego, dando vueltas sin rumbo, esperando encontrarla. Pero a medida que pasaba el tiempo, seguía sin recibir ninguna noticia sobre ella. Su teléfono seguía apagado. En ese momento, Edward lamentó profundamente no haber guardado el número de Marco en su teléfono. Si lo hubiese hecho, no estaría conduciendo con tanta inquietud.

¡Bueno! Admitió que en el corto tiempo en que Rocío había huido, estaba asustado. Temía que Rocío desapareciera de su vida. Le inquietaba perder la oportunidad de disfrutar de su beso sorpresa, vivir un día sin ella a su alrededor. Sin darse cuenta, se había enamorado profundamente de Rocío. Estaba absolutamente cautivado por ella.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top