MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 232 Dejar ir es otro tipo de amor (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8768

Updated: 2019-06-02 00:02


"Algo te preocupa", dijo Kevin, después miró a Rocío, quien se había echado sobre los asientos traseros y estaba apoyada. Notó que sus ojos estaban rojos desde el principio, era obvio que ella había llorado. '¿Qué la puso tan triste? Ella casi nunca llora, parece que últimamente se ha vuelto más sensible, también lloró durante el entrenamiento militar, aunque también es bueno desahogarse, de lo contrario los sentimientos negativos se acumularían y estorbarían', pensó Kevin.

"No es nada, sólo estoy un poco cansada del trabajo, tal vez porque me estoy haciendo mayor", respondió Rocío mecánicamente, mientras contemplaba con indiferencia el paisaje que pasaba a su alrededor.

"Rocío, si tú te estás haciendo vieja entonces yo debo tener un pie en la tumba", bromeó Kevin. Él fingió parecer enojado con sus palabras y la miró fijamente, pero en realidad estaba tratando de hacerla sentir menos triste.

"No estás a punto de morir, si falleces, ¿entonces qué pasará con Natalia? Acabas de casarte, por cierto, hablando de tu esposa, ¿le avisaste que nos hemos tenido que ir antes de lo previsto?", preguntó Rocío. Gracias a la broma exagerada de Kevin, ella se veía más animada y su rostro no estaba tan pálido como antes, parecía que se sentía mejor.

"Aún no, decidí decirle cuando lleguemos sanos y salvos, ¿qué hay de ti? ¿Le dijiste al Sr. Edward sobre esto? Vi que su auto se dirigía hacia la base militar cuando me fui", dijo Kevin mirándola titubeante. Estaba seguro de que el auto que vio era de Edward, porque no mucho después de que pasara el Maybach, se acercó otro auto, él pensó que ese debía ser el auto de su guardaespaldas.

"¿Cómo va todo entre Natalia y tú? ¿Está bien dejarla sola en casa?", preguntó Rocío, quien cambió el tema a propósito, no quería abrirse tanto con él, se sentiría avergonzada si lo hiciera.

"Nos llevamos bien, ella no está tan mimada como yo pensaba, se las arregla para sorprenderme mucho", dijo Kevin. Sabía que Rocío había cambiado intencionalmente el tema, pero no le importó, si ella no respondía a su pregunta, era porque no quería hablar sobre Edward o al menos eso creía él.

"¡Oh! ¿Te sorprende? ¿Lo que te sorprende es su capacidad de crear problemas o lo obstinada que es?", se burló Rocío. Ella había experimentado de primera mano el carácter obstinado de Natalia y no era la única, primero fue Julio, luego ella y finalmente Belén. Esta chica molestaba constantemente a las personas que le agradaban y no los dejaba ir, así que cada vez que Julio la veía, salía corriendo. Rocío sonrió suavemente al pensar esto.

"¡Rocío! ¿De verdad eso piensas de mi e

n silencio, la arruga en su frente indicaba que en su corazón no estaba tan tranquilo como parecía, él sabía que Edward, un hombre de negocios atractivo y exitoso, tendría dificultades para quedarse con una sola mujer. 'Incluso si él no quisiera a otra mujer, las chicas tratarían de usar todo tipo de formas para atraer su atención, era el príncipe encantador de los corazones de muchas mujeres', pensó Kevin.

El coche militar de color verde oscuro llegó a la autopista, ambos guardaron silencio, pero estaban pensando en la misma persona al mismo tiempo. Rocío pensó en Edward porque lo amaba y Kevin pensó en él porque amaba a Rocío, mismo hombre, diferentes razones.

"Sr. Edward, ¿está bien?", tan pronto como Lucas vio salir a su jefe, notó que parecía desanimado y su saludo fue reemplazado por una frase de preocupación, frunció el ceño al ver su pálido rostro. '¿Por qué el Sr. Edward se veía aún peor que antes de entrar a la base militar?', se preguntó Lucas.

"No es nada, llama a alguien para que se lleve de vuelta tu auto, estoy un poco cansado, necesito que conduzcas el mío", dijo Edward mientras subía al auto y se acomodaba en el asiento del pasajero, cerró los ojos antes de que Lucas pudiera decir algo. Nunca se había sentido tan cansado, incluso si hubiera trabajado durante dos días y dos noches consecutivas, no se sentiría tan cansado como ahora.

Lucas movió sus labios tratando de decir algo, pero olvidó rápidamente la idea y se metió en el coche. Él le lanzó una mirada de preocupación a Edward antes de encender el motor, su jefe estaba en una profunda depresión ahora y Lucas nunca lo había visto así antes. Siempre había sido alegre, vigoroso y extremadamente arrogante, pero ahora se veía sumamente apagado.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top