MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 237 Te veré en el hospital (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6433

Updated: 2019-06-02 03:54


Había bebido mucho esa vez y se había encerrado en su habitación durante dos días. A partir de ese día, comenzó a vivir una vida de lujos, divirtiéndose y montando escándalos en los medios de comunicación con todo tipo de historias suculentas. Era su forma de lucha para obtener algo de atención por parte de su familia, pero fracasó, y su estilo de vida desenfrenada continuó. En esta ocasión, se encontraba nuevamente decaído por cuestiones familiares, solo que esta vez era diferente. Lucas pudo ver que su jefe se preocupaba por la señora Mu que por sus padres, pero parecía que aún tenía un camino difícil por delante esperándolo.

Lucas sabía que Edward se estaba culpando por lo que había pasado con la señora Mu. Pero en su opinión, Edward podría no ser un buen marido, pero no debería sentirse culpable por lo que le había sucedido a Rocío en su infancia. En aquel entonces, no se conocían y no tenían responsabilidad el uno por el otro.

Entonces llegaron a casa, y Lucas estacionó el auto en la cochera de Edward. Respiró profundamente y luego comenzó a ayudar a Edward a salir del auto, lo cual no fue una tarea difícil, porque Edward aún estaba consciente.

"Tío Lucas, ¿qué le pasó a mi papi?", preguntó Julio, preocupado, al notar la luz del auto en cuanto llegó Lucas. Salió corriendo de su habitación y vio a su padre tropezar sobre sus pies al subir las escaleras, apoyado en Lucas.

"¡Hola, Julio! No te preocupes, el señor Mu solo ha bebido un poco demasiado esta noche. ¿Por qué estás despierto tan tarde?", preguntó Lucas, luego frunció el ceño, y una señal de preocupación pasó por su frío rostro.

"¡Um! Papá no llegaba, y no podía dormir. ¿Cómo es que está tan borracho? ¿El tío Samuel y los demás lo obligaron a beber de nuevo?", Julio sabía que su padre era bueno bebiendo, y no lo había visto embriagarse ni una sola vez. ¿Qué habrá pasado?

"No lo sé", respondió Lucas. Pensó que no era el

to militar. Era su última oportunidad para hacer una llamada telefónica.

"¡Hola, Coronel!", interrumpida por una repentina pero familiar voz, Rocío levantó la mirada y vio a Marco de pie ante ella, agotado del camino.

"¡Oh! Has llegado ¿Cómo estuvo el viaje? ¿Está todo bien?", Rocío guardo el teléfono en su bolsillo sintiéndose un poco avergonzada, como si la hubiera visto haciendo algo malo.

"Sí, Coronel. El señor Edward quiere que lo llames", dijo Marco con seriedad, aunque sus ojos brillaban de una manera pícara.

"¿Lo viste?", Rocío había escuchado de Kevin que Edward había ido a la base, pero no creyó que se quedara tanto tiempo.

"Sí. Parecía triste y cansado, y lo dejé entrar para que descasara. Aún estaba en el Edificio Familiar cuando me fui", dijo Marco mientras observaba detenidamente la cara de Rocío. Estaba seguro de que algo malo había sucedido entre ella y el señor Edward, o de lo contrario, no entendía por qué los dos habían comenzado a actuar tan raro de repente. Lo que sea que fuera, no le importaba ayudarlos.

"¿Qué? ¿Estaba en el Edificio Familiar? ¿Esculcó mis cosas?", Rocío se puso nerviosa en el momento en que escuchó las palabras de Marco. Sería muy vergonzoso si Edward hubiera notado los periódicos acumulados en su estudio.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top