MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 244 Mi esposa y madre de Julio (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8124

Updated: 2019-06-03 05:15


Eran más de las 12 en punto cuando Edward llegó al restaurante Mochan, lo cual confirmó lo que todos sabían, el Sr. Edward nunca era puntual. Pol estaba tan enojado por su retraso que quería romperle la nariz, de esa manera, Edward ya no sería tan atractivo.

"Sabes, a veces siento pena por ti", debido a que el almuerzo era solo para él y Edward, Pol eligió una mesa en la esquina del restaurante en lugar de una sala privada. Él sacudió la cabeza cuando Edward entró y muchas mujeres lo miraron con avidez, no entendía por qué era tan popular entre las féminas, si Edward hubiera sido una reina, no sabría cuántos reyes renunciarían a sus reinos por él.

"No, no lo creo, estás celoso de mí", Edward levantó una de sus cejas y ante el disgusto de Pol, se sentó dramáticamente. Él era tan narcisista que mostraba descaradamente su encanto, ¿cómo podía juzgar a Daniel de ser tan vanidoso? ¡Ellos eran igual de arrogantes!

"Guau, ¿podrías ser más discreto? Esa anciana de allí te sigue mirando fijamente, ¿la conoces?", con una sonrisa perversa, Pol asintió con la cabeza hacia una mujer de avanzada edad que se estaba maquillando unas mesas más adelante.

"¿Quién?", preguntó Edward, mirando en la dirección hacia la que su amigo asintió. "No la conozco", Edward era exigente con su circulo social, así que definitivamente no tendría amistad a una mujer tan vulgar.

"¡No me digas! ¿Estás seguro? Tal vez sea una de las madres de tus amantes, de lo contrario, ¿por qué te ha estado mirando desde que entraste?", dijo Pol.

"¡Guau! No esperaba que fueras tan observador, ¿por qué te aislaste en el laboratorio durante tanto tiempo? ¿Desarrollaste algunas extrañas aficiones como observar ancianas?", preguntó Esward con una sonrisa en sus labios y levantando una de sus cejas.

"¡Púdrete! ¡No tengo ninguna afición extraña! ¿Quieres una buena patada? Sólo la estoy mirando por ti", dijo Pol mientras ponía los ojos en blanco, ¿cómo podría estar interesado en una mujer tan vieja y vulgar?

"No, no estoy tan desesperado por una mujer como para estar interesado en ella", Edward realmente quería darle una buena paliza a Pol, debería haberlo golpeado más fuerte esta mañana, hablando de eso, ¿por qué no le quedó moretón después del golpe? ¿Qué medicina habrá usado? Edward quería un poco de lo que sea que hubiera usado.

"¿No siempre te han encantado las mujeres? ¿Por qué cambiar ahora? No me digas que te has enamo

dward y la llamó "Sra. Ouyang". La Sra. Ouyang era una verdadera monstruosidad, él quiso salir huyendo al ver su rostro lleno de capas y capas de maquillaje.

"¡Oh! ¡Usted debe ser el Sr. Qin! He escuchado que eres un médico muy famoso y talentoso", Yasmina sabía todo acerca de las familias de la alta sociedad de la Ciudad S, mantenía un registro de todas ellas, de modo que pudiera encontrar el esposo perfecto para su querida hija.

"No estoy seguro de si soy la persona de la que está pensando, aunque soy médico, estoy lejos de ser talentoso", Pol nunca sintió que tuviera talento, sólo estaba interesado en la investigación, no necesitaba ni le gustaba recibir cumplidos.

"¡Oh, claro que sí, por supuesto que eres tú! No esperaba que fueras un perfecto caballero, me pregunto qué chica tiene la fortuna de ser tu novia", Yasmina se centró en Pol, ignorando a Edward a propósito. Esta era una de sus tácticas, el clásico juego del gato y el ratón, ella sabía que le molestaría a Edward ignorarlo demasiado. Aunque Yasmina no estaba realmente interesada en saber si Pol estaba soltero, sólo lo hizo para confundirlos acerca de sus verdaderas intenciones.

"Es muy amable de su parte decir eso, gracias Sra. Ouyang", Pol estaba un poco molesto por ser el foco de atención de la señora, ¡no estaba interesado en recibir halagos! Además, ni siquiera la conocía, ¿por qué tuvo que charlar con él? ¿No debería Edward ser su objetivo? Pol tuvo que hablar con ella por cortesía, enseguida miró a Edward, sugiriéndole que acudiera en su ayuda, pero este no pareció entender y continuó bebiendo su té tranquilamente.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top