MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 245 Mi esposa y la madre de Julio (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7094

Updated: 2019-06-03 05:22


"Madre, tal vez quieras tomar un poco de té. Temo que pones en demasiados aprietos al señor Qin con tus preguntas". Clara quiso desaparecer en ese momento. ¿Qué le pasaba a su madre? Se suponía que debía complacer a Edward, ¡no a un don nadie como Pol!

"Lo lamento señor Qin. Espero que esto no le importe. Es costumbre de mi madre. Ella está interesada en todo". Como su hija deseaba, Yasmina dejó de intentar entablar una conversación con Pol. Después de todo, ya no era necesario hacerlo, había obtenido lo que quería.

"No pasa nada". En verdad, ver de cerca el rostro de Yasmina con exceso de maquillaje hizo que Pol perdiera su apetito. Si hubiese sabido que la mujer iba a estar presente en aquel lugar, él no hubiese asistido.

"Edward, ¿puedo ir a la compañía mañana? Todavía tengo mucho que aprender". Clara miró a Edward suplicante. Cuanto más lo conocía, se enamoraba más de él. Edward era como un dios para ella, era la persona que había escogido como el mayor objetivo de su vida.

"Ya estás familiarizada con todos los negocios de mi compañía. No creo que haya algo que te falte por aprender", Edward dijo con el ceño fruncido. Aunque todo aquello lo irritaba, no lo demostró.

"Señor Mu. Realmente no quiero molestarle. Pero, Clara es un poco tonta, necesita más tiempo para aprender todo lo que debe hacer. Sería bueno si es que pudiese darle una oportunidad". Yasmina se apresuró a decir tan pronto como escuchó el rechazo de Edward. Ella sabía que Clara no podría manejar la situación y perdería su oportunidad.

"¿Tonta? No lo creo. Ella es bastante lista de alguna manera", Edward dijo con una sonrisa fría. ¿Podría alguien tonto robarle a una persona su padre biológico? ¿Podría alguien tonto expulsar a una persona fuera de su hogar? Pero en comparación a su calculadora madre, se podría describir a Clara como una persona tonta.

"Edward, gracias. Es muy amable lo que has dicho". Clara obvió por completo el sarcasmo en las palabras de Edward, estaba encantada de oír sus elogios.

Pol escupió un poco de vino tinto al escuchar la respuesta de Clara. No pudo evitar reírse. Por suerte,

egresó a casa después de casarse. Tal vez piense que somos inferiores, al convertirse en la famosa señora Mu. Y, por ello, quiere romper toda relación con la familia", dijo Yasmina con un profundo suspiro, como si la idea de que Rocío los menosprecie la deprimiera muchísimo.

"Señora Ouyang, ¿usted realmente ve a Rocío como su hija? Me contaron que usted la echó de casa. Es como si ella no tuviese familia". Edward no había planeado perder la paciencia. Pero no pudo evitar que su ira estallara ante las palabras de Yasmina.

"¿Cómo podría? No tiene idea de cuánto la extraña su padre. Él siempre habla de ella. No hemos sabido nada de ella desde que se casó. Nos preocupamos mucho por ella". Yasmina no le contentaba ver que Edward defendía a Rocío. Ella había escuchado que a Edward no le gustaba su esposa en lo absoluto. ¿Por qué estaba defendiendo a Rocío? ¿Había recibido información incorrecta?

"¿Está preocupada por ella? Eso es gracioso. He visto al señor Ouyang muchas veces y él nunca mencionó a mi esposa. ¿Cómo puede decir que la extraña mucho? ¿Un padre trataría a su amada hija de esa manera?", dijo Edward con dureza. La agradable tarde había sido completamente arruinada por la intrusión de esta calculadora madre y su tonta hija

Yasmina se quedó sin palabras por la acusación de Edward. Puesto que no estuvo presente cuando Edward conoció a su esposo, así que no supo cómo defenderlo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top