MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 257 No era su hija (Segunda Parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7341

Updated: 2019-06-05 04:24


Leo se sintió incómodo, luego evitó intencionalmente el contacto visual con Julio. No hizo comentarios sobre lo que Edward había dicho porque pensó que era su culpa por haber permitido que Rocío se fuera de casa, aunque él no la hubiera echado.

"¡Así que eres el famoso Julio!", finalmente Leo había entendido por qué Edward mencionó el nombre de "Julio" continuamente el día en que se reunieron en el restaurante Mochan, ¡así que era el hijo de Rocío! No era de sorprender que Edward pensara que su suegro ya conocía a Julio, lo extraño era por qué él no había sacado el tema hasta ahora, ¿acaso Edward no sabía que entre Rocío y su padre no había comunicación?

"Sí, yo soy, pero ¿quién eres tú? ¿Debería conocerte?", Julio era bueno cuando se trataba de actuar tiernamente, ya que estaba mirando a Leo con una sonrisa inocente en su rostro. Él pensó que su mamá tenía una familia antes, pero que la habían echado, entonces el hombre que tenía en frente era incluso peor que Paula.

"Yo...", Leo no sabía qué responderle a Julio, ¿debía decir que era su abuelo? Pero él había cortado todos los lazos con Rocío desde hacía mucho tiempo, por lo que no sabía cómo presentarse en ese momento.

"Julio, no seas grosero, ¡puedes llamarle Sr. Ouyang!", Edward no quería que su hijo se dirigiera a Leo como abuelo, tenía claro que Rocío tampoco estaría de acuerdo. Recordó lo enojada que estaba su esposa cuando él mencionó a la familia Ouyang antes, pensó que ella podría dispararle si le permitía a Julio dirigirse a Leo como abuelo.

Su corazón se suavizaba inconscientemente cuando pensaba en Rocío, ¿cuántos días habían pasado desde que ella se ausentó? ¡Incluyendo el día en que se fue, ya habían pasado tres días! ¿Pero por qué le parecieron tres años? ¿Era cierto que "los días parecen años?"

"¡Encantado de conocerle, Sr. Ouyang!", dijo Julio refunfuñando. Él sabía que, como hijo de Rocío, debía comportarse bien frente a las personas que la echaron de casa, solo así podrían saber que su madre lo crió y lo educó bien incluso sin ellos.

"Bien, ¡Julio es un buen chico!", Leo se atragantó, no por Rocío, sino por su hijo, el encantador pequeñín que tenía en frente de él. Deseaba q

n enigma y no podía entender el origen de su discusión. Aunque sin importar cómo, algo le había quedado muy claro: el abuelo frente a él era un hombre que trataba mal a su mamá, así que no le agradaba en absoluto.

"Em... ¡Adiós Julio! Edward, me voy, lamento haberle molestado", dijo Leo educadamente, lo que significaba que no veía a Edward como un yerno y también sugirió que no había conexión entre su familia con Rocío.

Después de ver a Leo, alto y recto, caminar fuera de la sala de recepción, Edward se dejó caer en el sofá lentamente, con incertidumbre corriendo por sus venas. 'Si es verdad lo que dijo Leo acerca de que Rocío no es su hija, no puedo imaginar qué tipo de dolor ha estado sufriendo ella, debe ser como apuñalar la herida no curada y luego frotarla con sal', se dijo a sí mismo.

"Papi, ¿estás bien?", Julio se sintió un poco preocupado al ver el pálido rostro de su padre y luego tocó suavemente la frente de Edward con su pequeña mano como para verificar si su padre tenía fiebre o estaba enfermo.

"¡Oh! Estoy bien, ¡vamos a casa!", dijo Edward con una dulce sonrisa en su rostro, luego pellizcó las mejillas rosadas de su hijo y sostuvo su mano saliendo del área de recepción. Edward pensó que podría estar asustándose a sí mismo, por lo que sabía de Rocío, no podía creer que su madre fuera una mujer inmoral y desleal, si fuera cierto, ¿cómo podría criar a una hija como Rocío, quien se distinguía por sus impecables modales?

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top