MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 261 ¿Estás borracho (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6829

Updated: 2019-06-06 00:12


"Yo...", los labios de Nina temblaron, dudó por un momento y finalmente agachó la cabeza. Quería decirle a Daniel pero no sabía por dónde empezar, sí, lo estaba evitando, pero no de la forma en que él pensaba que lo estaba haciendo. Nina temía que si se quedaba a su lado por un segundo más, tiraría todo lo que tenía y le rogaría que la dejara estar con él, pero después de todo lo que había pasado, no quería oír que Daniel la rechazara. Solamente le quedaba evadirlo, si ella no lo veía, probablemente no lo echaría de menos.

"¿Qué pasa? Dijiste que te gusto, pero resulta que eres igual que esas mujeres a las que sólo les gusta mi cara", murmuró Daniel en voz baja mientras fijaba sus ojos en el rostro de Nina. Después retiró las manos y se tambaleó en la habitación, en este preciso momento, estaba seguro de que los sentimientos de ella hacia él eran sólo una ferviente admiración en lugar de amor verdadero.

Pálida como una fantasma, Nina apretó los puños y se mordió el labio inferior para evitar estallar, eso era lo que Daniel pensaba de ella, que no era diferente a aquellas mujeres que iban y venían en su vida. Su última frase fue como una daga que le atravesó el corazón, se sentía muy avergonzada de sí misma, ella admitió que al principio se sentía atraída por su hermoso rostro, pero cuando lo conoció, se enamoró de él por quién era y no por cómo se veía. Daniel era el único hombre que ella había amado en su vida, Nina se tambaleó hacia adelante como si toda su fuerza se hubiera esfumado, a pesar de que él era duro con ella, no podía dejarlo solo, le rompía el corazón verlo desalentado.

Daniel se desplomó débilmente en el suelo y se apoyó contra la cama, se aflojó la corbata y se abrió la camisa, dejando descubierto su pecho sexy y musculoso.

'Nina, ¿por qué de repente cambiaste? ¿Qué hay de lo que siento por ti, lo que he estado reprimiendo todo este tiempo? ¿Son sólo mis propias ilusiones?', pensó él forzando una amarga sonrisa. Un par de años fue suficiente para que una persona cambiara de opinión, to

s, él no pudo dejar de probar la dulzura de sus labios. Sin embargo, cuando las lágrimas saladas cayeron en su boca, abrió los ojos y sin más, soltó a Nina, se levantó bruscamente y la miró fijamente, ambos respiraban con dificultad.

"Lo siento, no fue mi intención...", Daniel salió corriendo de la habitación sin volver a mirarla. '¡Maldición! ¿Cómo pude besarla contra su voluntad? Realmente la amo y no me di cuenta hasta ahora, pero está claro que ella ya no siente nada por mí, de lo contrario no estaría llorando, debe odiarme por humillarla así', pensó él tristemente, aunque Daniel no tenía la intención de hacer eso, después de todo la había lastimado y era lo último que quería hacer en el mundo.

Nina lo miró tambalearse, se sentó en el suelo y trató de recuperar el aliento, con la cabeza todavía mareada por el beso. 'Supongo que ya no le gusto, no soy a quien él quiere besar y por eso me empujó y se fue', dijo Nina para sí misma con un profundo dolor.

Perdida en sus propios pensamientos, ella tocó sus labios, hacía un minuto él la estaba besando apasionadamente y al siguiente se fue sin pensarlo dos veces. Si no fuera por el sabor del vino persistente en su boca, Nina hubiera pensado que estaba soñando y el beso nunca había sucedido, ambos se querían, pero aparentemente les era imposible decirle a la otra persona lo que sentían.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top