MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 269 Una buena pulida le da filo a una espada (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6126

Updated: 2019-06-07 02:15


La noticia fue inesperada. De repente, el general se levantó y dijo con entusiasmo: "¡Rocío sí que le hace justicia a su reputación! ¡Sabía que las cosas no eran tan sencillas! Todavía está por verse quién ganará".

Mientras tanto, Rocío ordenó sin vacilar: "Esperen sesenta segundos, luego cambien de frecuencia. No pueden interrumpir dos frecuencias al mismo tiempo". Cuando vio la información acerca de la primera línea, Rocío sonrió y dijo: "Está a punto de terminar".

"¡Coronel! ¡Hemos reanudado el contacto con las tropas del primer batallón!", dijo entusiasmado un asistente.

"¡Manos a la obra!", exclamó Rocío. Su orden enardeció el espíritu de todos. Estaban sorprendidos y emocionados por esta hermosa coronel. Ahora todos ansiaban saber qué sucedería después. Sin aliento, esperaron los resultados.

Después de tres horas, finalizó el ejercicio. Sin embargo, el resultado era incierto. Si lo juzgáramos desde el punto de vista del daño provocado en batalla, el ejército rojo había perdido más soldados que el ejército azul. Pero... "¡Felicitaciones, coronel, me has derrotado!", dijo Kevin con una sonrisa. Se perdió en la belleza de Rocío por un momento, pero luego logró librarse del encanto.

"¡Has ganado de manera justa y limpia! Perdí cinco veces más soldados que tú. A menos que mis cálculos estén errados, creo que tu serás el ganador", respondió Rocío.

"Con el debido respeto, antes del ejercicio, calculé que tu daño en batalla sería diez veces superior al mío. Ahora es sólo cinco veces superior al mio, En ese caso, ya he perdido", dijo Kevin Esto no quería decir que Kevin menospreciara al ejército rojo. Ya había adoptado algunas estrategias poco convencionales. Nunca se imaginó que Rocío fuera a estar tan calmada y eso le enseñó una buena lección.

"¿Diez veces? ¡Eres un arrogante!", contestó

como tú! ¡Tu no puedes aguantar las ganas de forzar a Nina a que duerma contigo! Ten cuidado, tal vez la espantes", replicó Edward, quien nunca se rendía cuando discutía con otros. Él sabía cómo ganarle a Daniel en una guerra discursiva.

"¡Oh, Dios mío! Daniel, ¿forzaste a Annie a dormir contigo? ¿Es en serio? Con tu rostro atractivo, puedes acostarte con la mujer que quieras. Así que, ¿por qué sentiste la necesidad de obligarla?", dijo Samuel, burlándose de Daniel. La broma tuvo cierto efecto. La expresión fría de Samuel se convirtió en una mucho más alegre.

"Púdrete. ¡No soy un prostituto! Y ahora tengo una pregunta para ti, Samuel. ¿Cuándo se casó Natalia? ¿Por qué no nos cuentas?", indagó Daniel, cambiando de tema de inmediato. No quería que se rieran de él. Y también se preguntó: '¿la mujer que quiera? ¿Me estás tomando el pelo?'.

"¿Qué? ¿Natalia está casada?", gritó Pol, quien, después de oír la noticia, pensó: '¡Todavía es muy joven! ¿Por qué se casó tan repentinamente? Ya nada es igual. Edward tiene un hijo de cinco años, Samuel está casado, ¿Y ahora Natalia? ¿Cuándo sucedió todo esto? ¿Soy demasiado viejo y anticuado? ¿O el mundo cambia tan rápido que no se le puede seguir el ritmo?'.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top