MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 284 Lo hizo voluntariamente.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9667

Updated: 2019-06-09 18:36


"Sí, yo también pienso lo mismo, pero su teléfono ha estado apagado todo este tiempo. Es extraño". Kevin había estado llamando a Natalia, pero ella nunca contestó. Aunque sabía que probablemente estaba bien, no podía evitar tener pensamientos realmente horribles de vez en cuando.

"Eso no es propio de ella. ¿Te dejó algún mensaje?", preguntó Rocío con el ceño fruncido. Ella sabía que Natalia era una chica considerada; nunca desaparecería de repente sin decir nada y tampoco haría que sus amigos se preocuparan; además, como cualquier chica joven, no podía vivir sin el celular.

"No sé... no estoy seguro". Kevin cerró los ojos y se golpeó la cabeza con la palma de la mano. ¿Por qué se le pasó eso por alto comprobar si le había dejado algún mensaje? Pero tales notas se dejaban generalmente cerca del teléfono o en la puerta de la nevera, no recordaba haber visto notas en ninguno de esos lugares.

"Lo comprobaré esta noche cuando llegue a casa". Rocío sonrió y se dirigió hacia el edificio de oficinas. Parecía que Natalia era el trabajo más difícil que Kevin había encontrado.

Kevin sonrió torpemente y siguió a Rocío hasta el edificio. Marco se quedó solo con el Humvee, sin tener idea de lo que debía hacer.

Eran las primeras horas de la madrugada en París cuando Natalia finalmente regresó a su habitación de hotel; tan pronto como entró, se arrojó sobre la cama con un suspiro de satisfacción. Había estado en una fiesta organizada por los patrocinadores del concurso, que terminaría en dos días, y Natalia podría regresar a casa para entonces. Se preguntó si Kevin había terminado los ejercicios militares o no. Fue descuidada al olvidar llevar su teléfono, y ni siquiera se molestó en memorizar el número de teléfono de nadie; ni siquiera podía llamar a Kevin a pesar de que realmente quería hacerlo.

Honestamente, la mayoría de las veces, no pensaba en el hecho de que era una mujer casada, pero cuando se encontraba sola, el rostro de Kevin no dejaba de aparecer en su mente. Natalia forzó una débil sonrisa. Parecía más una alianza que un matrimonio, ya que ambos obtuvieron lo que necesitaban de esa relación. No creía que Kevin se casara con ella simplemente por ser responsable; su instinto le decía que estaba evitando algo, o a alguien; por eso se casó con ella. Sin embargo, a Natalia no le importaba, porque no amaba a Kevin, todavía no.

Pero vivirían juntos por el resto de sus vidas, y Natalia no estaba segura de si algún día se enamoraría de él. Ella había decidido que si Kevin era honesto con ella, entonces ella también lo sería con él. Aunque Natalia parecía una persona despreocupada, en ciertas ocasiones podía ser bastante sentimental. Suspiró profundamente y pensó en Kevin de nuevo. '¿Realmente no siento nada por este hombre? ¿Por qué sigo pensando en él?', estaba confundida.

Daniel también estaba confundido por la repentina desaparición

gió de hombros, pero obviamente era algo que no le diría a Daniel. Rocío siempre supo que había sido un mujeriego y que había salido con muchas mujeres; ella no dijo nada al respecto, pero eso no significaba que no la lastimara. Edward no quería ver a Rocío salir lastimada. Le destrozaría el corazón.

Pero había alguien más que no le importaba hacerle daño a Rocío. Paula había estado conspirando para vengarse de Rocío desde que descubrió quién era ella realmente. Todavía no creía que Edward estuviera casado, y también estaba sorprendida de que Rocío fuera una oficial militar. Tal vez eso fuera un buen descubrimiento, ya se le había ocurrido un plan, y Rocío la inspiró personalmente a ello con su identidad de coronel militar. Se preguntaba qué harían los supervisores de Rocío cuando supieran que ella había dado a luz a un bastardo antes de casarse con un hombre. ¡Podría ser expulsada del ejército! Ese pensamiento hizo que Paula temblara de emoción, la idea la entusiasmó.

Paula pronto escribió una carta anónima, pero no sabía en qué rama del ejército servía Rocío. Así que hizo que alguien investigara ese tema antes de enviar la carta.

'¡Rocío Ouyang! No me culpes por arruinar tu carrera; cúlpate a ti misma por involucrarte con el hombre equivocado. ¡Él es mío! ¡Y no me rendiré tan fácilmente!', pensó Paula para sí misma con una mueca de desprecio. No importaba cuántas veces Edward le dijera que su bebé no tenía nada que ver con él, a Paula no le importaba en absoluto. Para ella, Edward era el único hombre que quería; era el amor de su vida y el padre de su hijo.

Mientras tanto, Rocío, sentada en la sala de conferencias, sintió de repente un escalofrío que la abrazaba. No pudo evitar estremecerse; levantó la vista con incertidumbre hacia el aire acondicionado, '¿Está la temperatura demasiado baja?', pero lo que no sabía era que alguien estaba conspirando secretamente para acabar con ella.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top