MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 302 No seas absurdo (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6521

Updated: 2019-06-13 00:02


En FX International Group

"Señor Mu, he terminado la investigación con la ayuda de su padre. Aquí está el informe". Lucas dudó un momento. Como Edward había dicho que no quería que su padre interviniera, Lucas no le pidió ayuda a Jonathan. Sin embargo, Jonathan se había enterado y le había ofrecido la información. Lucas no estaba seguro si a Edward la aceptaría o no.

"¿Fuiste a pedirle ayuda?", le preguntó Edward distraídamente mientras revisaba el informe. Lucas no podía ver ninguna emoción en la cara de Edward y eso lo ponía nervioso.

"No. Se dio cuenta en qué estaba trabajando y...". Lucas conocía a Edward, sabía que no le pediría ayuda a su padre bajo cualquier circunstancia. Era por eso que le importaba de dónde provenía la información.

"En fin, no importa si insistió en ayudar. Nos ahorró mucho tiempo". Edward sonrió burlonamente, y respondiendo con indiferencia. Mientras leía el informe, frunció el ceño ante los hallazgos. Llevaba mucho tiempo preguntándose por qué Leo pensaba que Rocío no era su hija. ¡Resultó que había una gran conspiración contra ella! A pesar de la ira que sentía en este momento, Edward debía admitir que estaba impresionado por la forma minuciosa en la que el culpable había planeado hacerle daño a Rocío.

Lucas suspiró aliviado al escuchar las palabras de su jefe. Mientras Edward no lo culpara por aceptar la ayuda de Jonathan, todo estaría bien. Para ser honesto, Lucas no sabía por qué Edward y Jonathan se comportaban como archienemigos, en lugar de como padre e hijo. Parecía que estaban listos para un duelo cada vez que se encontraban.

"Este informe parece viejo. ¿Lo consiguió hace mucho tiempo?". Con los ojos todavía fijos en el informe, Edward volvió a preguntarle a Lucas. Se sintió finalmente aliviado cuando notó un detalle en el documento. Aunque había adivinado la respuesta, necesitaba una prueba por escrito. Por suerte había encontrado la verdad, de lo contrario, no podrí

entes amistades con algunas personas que son CEOs, pero no de la forma en la que ustedes piensan. No vierta sus indecentes pensamientos sobre mí", le replicó Rocío de inmediato con los ojos bien abiertos. A ella no le importaba si eran inspectores disciplinarios o no. No se quedaría allí, y permitiría que la insultaran por algo que no hizo.

"Coronel Ouyang, le pedimos disculpas por ser groseros. Pero estoy seguro que sabe que no le habríamos convocado hoy aquí si no tuviésemos evidencia contundente". Ellos pensaron que Rocío era un blanco fácil por ser mujer. Sin embargo, impresionados por su aura, los inspectores se volvieron más educados.

"En ese caso, cooperaré con la investigación. No preguntaré quién les informó porque sé que no me lo dirán, pero, seré clara, no he hecho nada que deshonre el uniforme que llevo". Los labios de Rocío temblaban de rabia. Ella había servido al ejército durante años, y era la primera vez que la reportaban por conducta inapropiada. Se preguntaba quién la habría denunciado.

"No se preocupe. Lo investigaremos, limpiaremos su nombre si esto resulta ser una acusación falsa, pero, si fuera verdad, creo que sabe cuáles serán las consecuencias". A diferencia de la actitud agresiva inicial, ahora, los inspectores se habían vuelto más respetuosos.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top