MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 320 Promesa de amor eterno (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 4963

Updated: 2019-06-15 05:05


"Edward, ¿cuánto tiempo durará tu amor por mí? ¿Saldrás de mi vida algún día? ¿Me dejarás cuando me haga vieja? ¿Algún día de repente me soltarás? ¿Te cansarás de mí conforme pasen los años?", Rocío puso sus manos alrededor de la firme cintura de su esposo y lo abrazó fuertemente, preocupada de que pudiera haber perdido interés en ella mientras intentaba responder sus preguntas, Rocío mantuvo la cabeza agachada, temerosa de mirarlo a los ojos. Ella había pasado por tantas cosas en el pasado que ni siquiera le quedaba suficiente energía para esforzarse por él, si su marido la lastimara, Rocío se desmoronaría.

"¡Cariño, qué poca fe tienes en mí para pensar semejante tontería! Admito que era un conquistador, eso nunca lo he negado, pero eso era cuando no podía encontrar un lugar donde pudiera descansar mi corazón. Seguí buscando hasta que me metí en el mundo de la perdición, pero ahora te tengo conmigo y te amo profundamente, aunque no puedo prometerte la próxima vida, te prometo que en esta te voy a hacer la mujer más feliz del mundo y daré todo de mí para que así sea", Edward acarició la brillante cabellera de su esposa suavemente. Sus intensos ojos parecían distantes, haciéndolo parecer un alma errante en busca de seguridad, su alma dolía profundamente por los días que había estado sin ella, por el estilo de vida podrido que una vez tuvo, por el hecho de que casi la perdía para siempre y por la inseguridad en el fondo de su corazón.

Algunos dijeron que amar a

ante la lastimosa expresión en su rostro.

"Lo siento cariño, prefiero ser neutral, no voy a involucrarme en tu guerra sin sentido", respondió Rocío con una ligera sonrisa. Su bello rostro reflejaba el profundo amor que sentía por su familia, la alegría que ellos le daban le permitía olvidar temporalmente las presiones de la base militar y el dolor que le había causado Leo.

"Mami, ¿cómo pudiste? Tú y papá ya no me aman", Julio fingió estar triste. Su madre siempre había sido sana y fuerte, nunca se había enfermado en el pasado, no importaba lo cansada que estuviera. Pero la noche anterior, ella tuvo fiebre, él no sabía qué lo había causado. Julio supuso que en parte era debido al exceso de trabajo, pero sobre todo porque su madre estaba bajo demasiada presión, aunque, para ser honesto, no tenía idea de dónde venía la tensión. Su tarea actual no era atraer su atención, sino tratar de hacer feliz a su mami distrayéndola de las cosas molestas, ese era su objetivo para hoy.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top