MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 321 Llámame señora Mu

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 10855

Updated: 2019-06-15 05:14


Rocío frunció los labios ante las palabras de Julio, pero al final no dijo nada. Aunque Julio siempre era lindo y adorable con ella, Rocío sabía que era tan astuto como su padre. Quizás el niño podía pensar que se lo había ocultado muy bien a ella, pero ¿cómo podría una madre no conocer a su propio hijo? Sin embargo, ella nunca pensó en exponerlo, sobre todo porque disfrutaba cuando él la hacía reír y actuaba de manera graciosa en sus brazos. Rocío siempre se sentía relajada cerca de su hijo.

"Vámonos. Almorcemos primero. Entonces puedes decidir qué hacer después". Debido a su hermoso rostro y sus elegantes modales, Edward siempre era el centro de atención dondequiera que fuera. De pie, con una belleza distante y un niño adorable, Edward y su familia inmediatamente atrajeron mucha atención.

"¡Síp! ¡Comida deliciosa! Papá, realmente eres la tripa que vive en mi barriguita; ¡siempre sabes en qué estoy pensando! Estaba pensando en comida, y dijiste '¡vamos a almorzar!'". Julio amaba la comida deliciosa, su ambición era probar todas las delicias del mundo. Aunque solo era un niño pequeño, ya sabía cómo valorar la comida; Edward estaba confundido por eso, tanto él como Rocío no estaban obsesionados con la comida, no tenía idea de cómo su hijo resultó ser tan glotón.

"¡No soy una lombriz! Eso es asqueroso. Solo dime qué quieres comer". Edward fulminó con la mirada a su hijo y caminó al lado de Rocío. La descripción de Julio fue asquerosa. Edward tenía que mantener a su hijo a distancia o no podría comer nada más tarde.

Rocío sonreía un poco mientras veía a su marido y a su hijo discutir entre ellos; Edward y Julio eran todo su mundo, así que mientras los tuviera a su lado, no pediría nada más. Ella no necesitaría su carrera ni a su padre, lo único que realmente quería era vivir feliz junto a su amado esposo e hijo.

Los tres llegaron a un elegante restaurante y pidieron algo de comida; mientras esperaban sus platos, se escuchó una suave voz: "¡Edward, eres tú!, pensé que te había confundido con otra persona". Sorprendidos, se dieron la vuelta y encontraron a una joven hermosa de pie junto a su mesa.

"Hola, Rachel. No te he visto en mucho tiempo". Edward saludó a Rachel con el ceño fruncido. Rachel solía salir con Samuel, pero de repente rompieron un día y se fue al extranjero y se casó; no habían oído hablar de ella desde entonces. Edward se preguntaba por qué esta mujer apareció de repente. ¿Regresó por Samuel? Todavía podía recordar cómo Belén se emborrachó y se molestó la última vez que vio a Rachel.

"¿Puedo sentarme contigo?", Rachel era un poco egocéntrica, solo veía lo que quería ver, y el resto lo ignoraba. En ese momento, deliberadamente, ignoró a Rocío y a Julio, no creía que una mujer y un niño significaran algo para Edward, así que fingió no verlos.

"Lo siento, tienes que preguntarle a mi esposa. Por mí está bien si ella dice que sí". El rostro de Edward cambió, no le gustaba que la gente tratara a Rocío como si fuera invisible. Rachel se había pasado de la raya.

"¿Esposa? ¿Te casaste?", Rachel frunció el ceño con sorpresa y se volvió hacia la mujer que estaba sentada junto a Edward. La primera impresión que tuvo de Rocío fue que era distante. Sentada allí tranquilam

s. Rachel era hermosa, pero pretenciosa, esa fue la razón por la que Edward nunca se llevó bien con ella. Cuando Rachel dejó a Samuel, Edward estaba secretamente feliz por su amigo.

"¿Qué dijiste? ¿Está casado? ¡Eso es imposible! ¡Me dijo que me amaría por siempre!". Rachel se quedó helada. ¿No la amaba Samuel? ¿Realmente cambió de opinión y se dio por vencido con ella? ¿Fue por la mujer que vio el otro día? Rachel se quedó con la mente en blanco, resultó que nadie se quedaría en un lugar y esperaría a alguien para siempre. Todo cambió con el paso del tiempo. ¿Qué debería hacer ella ahora que él estaba casado? Se divorció de su esposo y regresó por Samuel, pero resultó que ya se había casado con otra mujer. ¿No estaban destinados a estar juntos?

Al escuchar las palabras de Rachel, Rocío la miró sorprendida. ¿Ha malinterpretado algo? Rachel no era la ex novia de Edward, sino la de Samuel. No era de extrañar que a Rocío no le gustara, ella era la rival de Belén por el amor de Samuel. Rocío no dejaría que esta mujer lastimara a su mejor amiga, sabía por lo que su amiga había pasado. Ella inconscientemente criticó a Rachel porque ella y Belén habían experimentado lo mismo.

"Señorita Rachel, perdóneme, ¿pero no se está sobrestimando demasiado usted misma? Samuel le amaba antes, pero ¿quién dejaría todo por un amor que no existe? Nadie sería tan estúpido". Edward le echó una mirada a Rocío mientras hablaba con calma; en realidad, Rocío fue así de estúpida. Pero él estaba contento de que ella no se rindiera con él, y ahora finalmente estaban juntos. Se sintió muy agradecido con su mujer por amarlo incondicionalmente todos estos años.

"¡No! ¡Estás mintiendo! ¡Samuel no me dejaría y se casaría con otra persona!". Rachel se preguntaba si las cosas serían diferentes si se hubiera quedado con Samuel. Ella no se quedó porque pensó que él era pobre, así que lo abandonó; todavía podía recordar la forma en que él le rogaba que se quedara, pero ella se fue decididamente y se casó con un hombre rico. Cuando más tarde se enteró de que Samuel no era un hombre pobre, sino el heredero de la noble familia Leng, se arrepintió de su decisión.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top