MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 323 ¡Vaya que eres ignorante! (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6058

Updated: 2019-06-16 00:02


"Mami, acabo de darme cuenta que mi lugar en esta familia ha llegado a lo más bajo", Julio lloriqueó e hizo un último intento por embaucar a Rocío para que lo llevase al parque de diversiones.

"¿En serio? ¿Por qué pensaste eso? ¡Eso no es cierto! ¡Sigues siendo mi dulce tesoro!". Al ver a Julio abrir sus grandes y cristalinos ojos, pretendiendo ser adorable. Rocío se arrodilló frente a él y actuó como una madre amorosa. Sabía que últimamente había estado ocupada y no había tenido tiempo para su hijo. Y se sintió mal por eso.

"No te creo. Ahora papá es tu tesoro, ¡no yo! ¿Ya no me quieres?". Julio se frustró mucho. A pesar de que deseaba que sus padres estuvieran unidos para ser una familia amorosa; ahora que ellos dos pasaban más tiempo juntos, Julio comenzó a preguntarse si había algún lugar para él en el corazón de sus padres.

"¡Jaja! ¿Mi tesorito está celoso? ¿Sabes qué? Papá y tú son los dos hombres más importantes en mi vida. No podría soportar perder a ninguno de ustedes. ¿Todavía crees que ya no te quiero ahora que estoy con Papá?".

A Rocío no le hubiera importado lo que pensaran otros de ella, ni siquiera Edward; pero no podía ignorar los sentimientos de Julio. Fue su hijo quien permaneció a su lado para apoyarla y hacerla reír cuando Edward no estaba. Julio era tan adorable y considerado, que hizo que Rocío se sintiera que la vida no era tan dura con ella incluso si Edward no la hubiese amado, siempre y cuando tuviera a su hijo. Y a pesar de que ahora estaba con Edward, Julio seguía siendo lo más importante.

"¡Lo siento, mami! ¡Sólo estaba bromeando! Por favor, ¡no te pongas triste!". Julio notó el cambio en la expresión de Rocío. Sabía que Rocío debió haber pensado en aquellos dolorosos días. No pretendía agitar las cosas así en primer lugar, y mucho menos que s

speraba encontrarlos aquí! Es genial tener compañía, ¡así no tengo que comprar sola! ¡Bien!", gritó Natalia mientras daba un empujón a Edward y tomaba a Rocío del brazo. Aparte de su cuñada, Rocío era a quien más amaba. Tenía que aprovechar cada oportunidad para cultivar su amistad.

"¿Sabes qué? De hecho, me siento peor después de verte". Julio refunfuñó, poniendo cara larga. Él y Natalia siempre se molestaban cada vez que se veían. Realmente disfrutaban ese pequeño juego entre ellos.

"¿Qué pasa, niñato? ¿No estás feliz de ver a tu linda tía Natalia? ¡Responde con cuidado!", Natalia siempre había adorado a los niños pequeños, especialmente a alguien tan lindo e inteligente como Julio. Por lo tanto, no importa lo que el niño dijera, de todos modos querría jugar con él.

"¿Qué linda tía? ¿No has dicho siempre que eras mi hermana?", Julio se echó a reír. Natalia podía ser astuta a veces, pero era una joven pura e inocente por naturaleza.

"¿Qué? ¿No lo sabes? ¡Tu papi es mi hermano mayor! ¡Por supuesto que soy tu tía! ¿No te enseñaron eso en la escuela? ¡Vaya que eres ignorante!", Natalia resolló y negó fuertemente con la cabeza, como si estuviera sorprendida por la torpeza de Julio

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top