MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 327 Eres tú, Clara

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9766

Updated: 2019-06-16 06:02


Esta noche estaba destinada a ser extraordinaria en la ciudad S. Altos directivos de diversas compañías se reunieron en el lujoso Hotel Kate para asistir a la ceremonia de aniversario del FX International Group. Esta excepcional y gran ocasión no tenía precedentes en la ciudad S. Era el evento de negocios más importante en el que los empresarios podían aprovechar la oportunidad para crear numerosas alianzas ocultas de negocios. Muchos se sentían afortunados y entusiasmados por asistir a la ceremonia pues, en un instante, podían tener la fortuna de convertirse en millonarios.

El Hotel Kate pertenecía al FX International Group y era el único hotel de seis estrellas en la ciudad. Ocupaba un terreno de 300 acres, junto a un parque forestal virgen y diversificado. Alrededor había una variedad de tiendas y edificios de oficinas comerciales, el transporte del área era muy cómodo. El hotel contaba con habitaciones amplias y bien iluminadas, así como una mezcla del concepto europeo y del estilo chino en su decoración y diseño. Su grandeza dejaba una profunda impresión en sus huéspedes y les hacía sentirse como en casa. También podían disfrutar de una comunicación ágil, entretenimiento audiovisual y un servicio inalámbrico de banda ancha.

En todas las fiestas habían hermosas mujeres y lujosos autos, que aparecían en manada cuando el sol se ponía lentamente en el horizonte y las calles comenzaban a iluminar el cielo. Como la CEO de Lin Group, Paula estaba en la lista de invitados. Anteriormente, siempre caminaba con arrogancia en sus tacones altos mientras sostenía el brazo de Edward al entrar al hotel. Pero esta vez, venía sola y buscaba pasar desapercibida.

Había subido un poco de peso debido al embarazo. Pero su imagen seguía siendo atractiva. Intencionalmente eligió un vestido de noche sin tirantes que hacía que su figura se viera más impresionante, especialmente sus redondeados bustos. Su atractivo pecho se movía a su paso como si se fuera a caer en cualquier momento. Paula despertó la imaginación de los hombres con su falda a media pierna. A cada paso que daba, se vislumbraban bajo ella destellos de sus atractivas piernas. No cabía la menor duda de que una mujer tan hermosa era maravillosa a los ojos de cualquier hombre.

De pie en la entrada del Hotel Kate, tuvo que respirar profundamente para ocultar su desgracia. ¡Qué ridículo giro de acontecimientos! El año anterior por las mismas fechas, se pavoneaba ante todas las mujeres que Edward había abandonado. Pero ahora, era ella a quien habían sacado del juego. No lo podía aceptar.

"¡Oh! ¿Quién podrá ser esa? ¡Pero si es la famosa Paula Lin!". Tan pronto Paula se detuvo en la entrada, se escuchó con claridad la burlona voz de alguien. Sin querer, Paula frunció el ceño y se preguntó quién habría sido tan atrevida como para hacer un comentario tan hiriente.

"Ah, eres tú, Clara". Paula acostumbraba evitar estar en compañ

tu amante a una ocasión tan importante? Esto es un insulto para ella. ¿De verdad crees que no tiene a nadie que la apoye en su familia y que puedes romper su corazón como se te venga en gana? No olvides que estoy aquí por ella. Pase lo que pase, nunca dejaré que la lastimes', pensó Brian con rabia.

"¿Quién sabe? Es sólo un rumor. Pero una cosa sí es segura, el Sr. Mu realmente ama a la mujer. De lo contrario, ¿cómo podría haber cambiado tanto, como si fuera alguien totalmente distinto? Además, hace tiempo que no se tenía noticias de que él tuviera una relación. Tal vez esa mujer se convierta en su esposa ya que tienen un hijo". A medida que los chismes continuaban, Brian iba perdiendo la calma. Su rostro, hermoso y resplandeciente, ardía de rabia.

Ese bastardo. Parecía que Edward estaba tratando a su hermana como si no existiera. ¡Cómo se atrevía a tener una relación tan obscena con otra mujer! Ya fue demasiado lejos. Además, ¡Rocío era una soldado! ¿Por qué ella se habría quedado callada ante el insulto de un hombre tan vil? ¿Acaso sabotear un matrimonio militar no se consideraba una ofensa criminal? ¿Por qué Rocío habría dejado que Edward llevara a su amante y a su hijo a casa sin hacer nada al respecto?

Brian sonrió amargamente al pensar en ello. Parecía como si Dios no bendijera a las personas buenas. De lo contrario, ¿por qué haría que su hermana soportara tanta tristeza y dolor? No era de extrañar que ella se resistiera a reconocerlo ese día. Probablemente no quería que él supiera sobre su dolorosa vida. Por eso ella había manifestado firmemente que no conocerlo.

Brian cerró los ojos en agonía. Cuando los abrió de nuevo, había una firme determinación en ellos. No podía ayudar a Rocío a escapar del angustioso pasado de su vida, pero a partir de ahora, Brian le declararía oficialmente la guerra a Edward. Había que esperar que no muriera pronto, pues Brian definitivamente haría de su vida una miseria.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top