MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 328 El Alma de Lágrimas

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6602

Updated: 2019-06-16 06:38


Al caer la noche, el Hotel Kate comenzó a llenarse de celebridades. Las damas de clase alta estaban vestidas para competir y se evaluaban mutuamente la lujosa vestimenta. Con solo mirar a la gran multitud de hombres de élite presentes, las chicas ricas sabían al instante sus posiciones y posesiones bastante bien. Deseosas de encontrar la pareja perfecta, querían desesperadamente ganarse el favor de algunos ricos atractivos en lo físico y en lo financiero. Pero ninguno había llegado aún y la fiesta ya había comenzado; no era de extrañar que estuvieran un poco decepcionadas.

Mientras las mujeres estaban en busca del marido perfecto, los hombres echaban un vistazo a las invitadas de la fiesta. Todos quedaron deslumbrados al ver a Paula, que llevaba un vestido largo y escotado: sus grandes senos despertaron las fantasías más salvajes de los hombres, quienes hacían tiempo que anhelaban admirar sus curvas. Antes, con Edward a su lado, no se atrevían, pero hoy, finalmente podían darse un festín mirándola. Sin embargo, a pesar de lo atraídos que estaban, ninguno hizo ningún movimiento para coquetearle. Después de todo, Edward no había anunciado su separación y no querían encontrárselo y poner en peligro a sus empresas por una mujer. Así que se quedaron en su lugar y siguieron fantaseando sin hacer nada.

Ver a Paula en el centro de atención le dio rabia a Clara. Ella había elegido intencionalmente un clásico vestido elegante para impresionar a Edward, pero los ojos de todos los hombres no se despegaban de la cautivadora figura de Paula. No le prestaban ni un poco de atención. Parecía que el atuendo conservador era su mayor error esta noche.

En contraste con Clara, Paula estaba encantada con toda la atención. Era como si a propósito acariciara repetidas veces al precioso 'Alma de lágrimas' que llevaba en el cuello. Fue un regalo de Edward. Quería usarlo como un recordatorio del lugar que había ocupado en el corazón de él. Sonrió y se movió con grac

Samuel la miró fijo con sus ojos fríos. Su comportamiento hosco y extraño había sido suficiente para él últimamente. Quería discutir los problemas y no hacerlos a un lado.

"Suéltame primero". Al darse cuenta de que estaban llamando la atención un poco, Belén se avergonzó de quedarse en los brazos de Samuel. Después de todo, solo los amigos cercanos sabían lo del matrimonio. Ella no quería hacer pública su relación y convertirse en el centro de los chismes de la ciudad S.

"¿Qué pasa si digo que no?", Samuel miró hacia arriba y vio a aquellas miradas sorprendidas que los estaban observando, deberían estarlo, ya que él nunca coqueteaba ni se acercaba a ninguna mujer, y mucho menos mostraba sus afectos en público.

"Si quieres aparecer en los titulares de mañana, entonces abrázame todo lo que quieras". Como Belén sabía cuánto Samuel odiaba la exposición pública, lo usó en su contra.

"No me importaría para nada aparecer en las noticias si estás conmigo". Samuel curvó sus labios en una sonrisa pícara, ganándose el corazón de todas las mujeres presentes. Samuel no era menos popular que Edward, pero nadie coqueteaba con él por su indiferencia. No importaba cuántas mujeres lo desearan, sus fríos ojos apagaban instantáneamente cualquier idea de acercársele. Ni siquiera se atreverían a hablarle.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top