MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 329 ¿Estás celoso (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5713

Updated: 2019-06-16 06:39


"¡Ja! Me preguntaba quiénes estaban exhibiendo su afecto públicamente. Edward y Rocío todavía no han llegado, ¿no es muy pronto para robarles la atención?", Daniel se acercó con indiferencia hacia Samuel y Belén, y se metió con ellos levantando las cejas. Llevaba un traje gris perfectamente confeccionado.

Daniel había estado llamando a Nina, desde que había desaparecido después de aquella noche. Se angustió cuando la familia de ella le había dicho que necesitaba tiempo. Finalmente, dejó de buscarla. ¡Pensó que regresaría por sí sola si realmente lo amaba! Y él esperaría pacientemente a que lo hiciera. La Tierra es redonda. Aunque se separaron y tomaron caminos diferentes; algún día, finalmente se encontrarían en algún lugar, si ese era su destino. Si Nina no lo amaba, no tenía ningún sentido seguir molestándola. No podemos obligar a nadie a amarnos. Al fin y al cabo, involucrarse a la fuerza en una relación sin amor sólo acarrearía dolor y pesar infinito.

"¿Qué pasa? ¿Estás celoso?", Samuel respondió amargamente, desviando la mirada. '¿Qué le pasa? ¿No ve que estoy platicando con mi esposa? ¿Qué hace aquí interrumpiéndonos?', Samuel estaba molesto.

"¡Sí! ¡Me muero de celos! Bien, los dejaré solos e iré con mis encantos a otro lado. Regresen a lo que estaban haciendo". Aunque Daniel mostraba una sonrisa radiante frente a los demás, pero solo Dios sabía que se estaba desmoronando por dentro. Parecía que todos sus amigos tenían alguien a quien amar, ¡todos menos él!

"¡Púdrete! ¡Por alguna razón Nina te dejó! ¡Mírate, revoloteando como mariposa entre las mujeres!", Samuel estaba molesto. Estaba teniendo un momento romántico e íntimo con Belén. ¡Y Daniel lo había arruinado todo!

ver. ¡Ese gesto hizo que Samuel sintiera que se le iba a parar el corazón!

"¿Siempre tienen que actuar así ustedes dos? Sólo está un poco pasada de peso y muy maquillada, tiene un estilo único. ¡Yo no la veo tan mal!", Belén se contuvo de soltar una carcajada y sólo dijo algunas frases al azar con tono serio. Las comisuras de sus labios se retorcieron, porque realmente quería reírse en voz alta.

"Belén, ¿en serio? ¿Escuchas lo que dices? ¿Un poco pasada? ¡Es dos veces más grande que yo! Sólo imagina cuánta presión ejerce sobre la Tierra. ¡Y mira su maquillaje! ¡Estamos en una fiesta, no en el teatro! ¿Y qué más has dicho? ¿Un estilo único? ¡Escúchate! No digo que la gordura sea mala, pero ¿tiene que usar un vestido tan ajustado? ¿Sabes qué? ¡Me aterra pensar que su vestido vaya a explotar en cualquier momento!", Daniel se carcajeó sin parar, e incluso se estremeció violentamente.

Samuel sintió exactamente lo mismo. Miró con curiosidad a Belén, tratando de entender qué le pasaba. Al describir a la mujer, se escuchaba calmada y sincera; como si describiera a un objeto común y corriente, y no a esa escena incómoda.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top