MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 336 Edward el intrigante

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 10417

Updated: 2019-06-18 00:02


"Sr, Mu, ¡un brindis por el valor de una buena colaboración! Nunca imaginé que Rocío era su esposa. Es una excelente oficial en nuestro ejército. ¡Estamos del mismo lado y debemos apoyarnos unos a otros!", brindó el General. Tomó su bebida de un solo trago. La insinuación de sus palabras reveló que, efectivamente, era un líder poderoso e inteligente. Después de todo, un hombre común no alcanzaría su nivel.

"Gracias, General. También considero a mi esposa excelente en todos los sentidos. Parece que tenemos la misma opinión acerca de eso", dijo Edward. Desde luego, era un hombre de negocios intrigante que podía leer entre líneas. Entendió lo que el General había insinuado. Así que captó la indirecta y continuó.

"¡Jaja! Está a la altura de la élite de la ciudad, es amable y considerado. ¡No se preocupe! Ella siempre ha sido una de las oficiales más poderosas y eficientes en la base", dijo el hombre, y pensó: 'Edward se ve más apuesto que la mayoría de las mujeres, pero su comportamiento no es para nada femenino. En vez de andarse por las ramas, negocia conmigo de una manera diferente. Cada línea que dijo parecía simple y normal, pero estaba insinuando su propósito. Y no pude decirle que no. Es muy astuto'.

"Eso es muy amable de su parte. Ha dado su palabra, entonces no tengo nada de qué preocuparme", respondió Edward, luego puso una sonrisa significativa en su rostro al ver que el hombre había entendido perfectamente su propósito, por dentro pensó: 'Este hombre es inteligente. Creí que íbamos a tener que hablar mucho. Pero es lo suficientemente sabio para facilitar la conversación. Me gusta hablar con personas inteligentes, porque puedo obtener lo que quiero mucho más rápido. El hablar sin sentido es solo una pérdida de tiempo'.

Por otro lado, Rocío frunció el ceño y estaba un poco confundida. Ella no pudo seguir su manera de hablar y pensar. Sintió que había un significado oculto detrás de sus palabras. Cuando trató de descubrir de qué estaban hablando hacía un momento, parecían haber cambiado de tema. De hecho, el resto se sentía de la misma manera. Edward y el General hablaron como si fueran buenos amigos que se conocían desde hacía mucho tiempo. A decir verdad, era la primera vez que se conocían. Sus palabras significaban más de lo que decían.

"¡Comandante, un brindis por usted también! Gracias por su cuidado y ayuda a mi esposa todos estos años", dijo Edward con sinceridad. Hacía algún tiempo, escuchó a Rocío hablar con el comandante por teléfono. Sabía que él realmente se preocupaba por ella. Por lo tanto, Edward lo respetaba genuinamente.

"Sr, Mu, de nada. Rocío es inteligente, yo solo soy un cazador de talentos. No tomo el crédito por su éxito y distinciones. Ella se las ha ganado de la manera difícil", respondió el comandante. Apreciaba la forma sofisticada con la que Edward trataba a la gente. Comprendió el significado implícito, por lo que tuvo que ser muy cauteloso al hablar con un hombre tan intrigante como Edward, o acabaría arruinado.

Edward se divertía. Se dio cuenta de que el comandante sabía exactamente de qué estaban hablando, por e

ió? Pero Pol no quería sacar conclusiones precipitadas. Recordó que Edward lo golpeó la noche anterior.

"Pol, estás aquí. Pensé que estabas en tu laboratorio otra vez", dijo Natalia. Al comienzo de la fiesta, ella estaba con el Sr. Frío y otras personas. Pero tenían que tratar con sus socios comerciales. Incluso la madre de Edward fue a hablar con sus amigos. De manera que Natalia se quedó sola. Por lo tanto, estaba muy feliz de ver a Pol y a Daniel.

"¡Hola! Natalia, ¿por qué estás sola? ¿No estás casada?", preguntó Pol, quien levantó la vista y vio que no venía con nadie, por lo que frunció el ceño profundamente.

"Pol, lamento no haberte dicho que me casé", se disculpó Natalia. Tímida, ella le sacó la lengua. Se sintió avergonzada y lamentó no haberle contado sobre su matrimonio en persona. Después de todo, Pol era como un miembro de la familia, que siempre procuraba dedicarle tiempo y afecto.

"¿Qué? ¿Tú lo lamentas? ¿Cómo tuviste el valor de casarte con un hombre precipitadamente sin avisarnos primero? ¿Y si es un chico malo?", preguntó Pol, recordó lo sorprendido que estaba cuando escuchó la noticia. No podía imaginar que una chica tan encantadora y buena se casara tan tranquila y rápidamente. No era algo típico de Natalia en lo absoluto.

"Sí, ¡sé que no lo es! Pol, ¡no soy estúpida! Soy demasiado lista para ser engañada. No te preocupes", respondió Natalia. Con una sonrisa forzada en su rostro, aunque estaba llorando adentro, '¿Por qué? ¿Por qué todos siguen preguntando por mi matrimonio? ¿Era Kevin realmente tan malo? Parece que a nadie le gusta ni acepta al chico que he escogido'.

Al pensar en Kevin, ella miró a su alrededor y trató de averiguar en dónde estaba. Pensó: 'Kevin no ha vuelto por mí desde que fue a saludar a los oficiales. ¿Se quedó estancado de camino aquí? ¿O me ha olvidado completamente? No, ¡eso es imposible! Aun si no soy la persona a la que ama, soy su esposa. Debo significar algo para él, ¿verdad?'. Al pensar en esto, su corazón se hundió. La sonrisa en su rostro repentinamente flaqueó y desapareció.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top