MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 339 ¿Qué estás haciendo (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7429

Updated: 2019-06-18 08:57


Paula apretó los dientes cuando Edward se fue con determinación. Quería aferrarse a él, pero sabía que Belén tenía razón; no podía interponerse entre Edward y Rocío. En efecto, recuperarlo era imposible.

"¡Rocío, te ves hermosa esta noche! Prácticamente acaparás la atención de todos", después de que Edward se fue, Belén ignoró a Paula y conversó con Rocío alegremente. Rocío era hermosa, pero siempre mantuvo un perfil bajo; cuando se trataba de ropa, usualmente elegía atuendos casuales y cómodos. Además, apenas tuvo la oportunidad de llevar algo distinto a su uniforme, y mucho menos un vestido precioso como el que usó para la fiesta de esa noche.

"¿Qué? ¿Estás cautivada por mi belleza?". Rocío respiró hondo y sonrió a Belén, tratando de calmarse con una pequeña broma. Estaba muy nerviosa. Después de que Edward la presentó como su esposa, todos la miraban con curiosidad o con crueldad. Por consiguiente, le resultaba difícil disfrutar de la fiesta.

"¡Sí! Pero creo que no soy la única encantada por ti esta noche. ¿Ves a ese chico apuesto por allá? Te ha estado mirando por mucho tiempo". Belén levantó las cejas y señaló en dirección a un hombre.

"¿De quién hablas?". Siguiendo la mirada de Belén, Rocío volteó con curiosidad. La sonrisa en su rostro desapareció instantáneamente cuando vio al joven. Era Brian, quien estaba seguro de que no confundió a Rocío con otra persona. Después de todo, Edward la presentó y luego le declaró su amor delante de todos los invitados.

"¿Lo conoces?", Belén notó un cambio en la mirada de Rocío. Estaba confundida, así que volteó nuevamente para mirar al joven.

"Sí. Lo siento, Belén, Por favor, discúlpame un momento". Rocío sabía que tarde o temprano tenía que enfrentar a Brian. Lo extrañaba mucho. Pero cuando se encontraron el otro día, tuvo que decir que no lo conocía. Aunque no le gustaba, tenía sus propios problemas. Sin embargo, ahora que todos sabían quién era ella, no podía fingir que no lo conocía. Al fin y al cabo, Brian no había hecho nada malo y no se merecía esto.

Brian estuvo en shock toda la noche. Pensó que Edward llevaría a una de sus amigas a la fiesta, no esperaba que apareciera con Rocío. En realidad, se sintió aliviado cuando l

on rojos. Los cerró y suspiró con satisfacción. No había abrazado a Rocío en años, y extrañaba su abrazo. Solo sintió amor y afecto cuando Rocío lo rodeó. Nunca había sentido lo mismo con algún otro miembro de su familia, ni siquiera con su propia madre. Tal vez fue porque su madre no amaba ni se preocupaba por nadie más que por sí misma, y lo único que hacía era conspirar contra otros.

"¿Qué estás haciendo? ¿Soy invisible para ti ahora?". Mientras los hermanos disfrutaban su feliz reencuentro, Edward apareció repentinamente detrás de ellos. Apartó a Brian y rodeó con sus brazos a Rocío mientras miraba al hombre que se atrevió a abrazar a su esposa. Sus ojos estaban llenos de rabia.

Aunque Edward conversaba casualmente con sus clientes, sus ojos siguieron a Rocío mientras recorría el lugar. Cuando se dio cuenta de cuántos hombres estaban embelesados por Rocío, inmediatamente se arrepintió de haber elegido un vestido tan impresionante para ella. Sabía mejor que nadie que ella era irresistible. Mientras conversaba con los invitados no la perdía de vista, en caso de que alguien tratara de seducirla. Edward se puso furioso cuando vio a un hombre abrazando a Rocío delante de todos. ¿Acaso el hombre buscaba desesperadamente su muerte? Estaría feliz de ayudarlo si ese fuera el caso.

"¡Edward! ¿Qué estás haciendo? ¿Estás bien, Brian?". Rocío no imaginó que Edward atacaría a Brian de repente. Estaba tan preocupada por su hermano que no notó la ira de Edward.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top