MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 352 Tú ganas (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6257

Updated: 2019-06-21 00:02


Kevin caminó hacia el balcón y miró al cielo, su rostro parecía algo preocupado, sonrió burlonamente y se preguntó qué le había pasado. Repetidamente se había dicho que no debía esperar el amor que no le pertenecía, entonces, ¿por qué todavía se sentía triste al haberlos visto juntos en público?

Decidió encender un cigarrillo, ya que el olor peculiar de la nicotina lo acallaba, tosió ligeramente. Con el humo, el olor se desvaneció. Rara vez fumaba, por lo general, solo fumaba uno o dos cigarrillos cuando se sentía solo y aburrido en la base militar; sin embargo, fumó esa noche porque su corazón estaba agobiado.

No negaba el hecho de haberse casado con Natalia por razones egoístas. Quiso que su padre olvidara la idea de un matrimonio arreglado, por lo que aprovechó a Natalia para lograr su cometido. Además, consideraba despreciable ese comportamiento, se avergonzaba de admitir que se había reducido a un nivel tan bajo, solo para poder ver más seguido a Rocío.

De hecho, no sabía por qué era tan insistente, se había acostumbrado a ver y a esperar a la mujer que amaba, perdido en sus fantasías, no sabía lo que realmente quería. Era un hombre terco y solo quería a Rocío, nunca consideraría a otra mujer, ¿por qué no pensó en conquistarla?, O su sentimiento por ella era algún tipo de apoyo emocional que se había acumulado con el pasar de los años, quizá no era el profundo amor que había pensado.

Nunca se había considerado a sí mismo como una persona sentimental, pero recientemente, esos pensamientos tan molestos seguían llegando; y no podía escapar de ellos. Estaba profundamente preocupado por estos complejos pensamientos. Había pensado que Natalia antes era de una familia humilde, y que había ascendido de clase por casarse con un funcionario de alto rango, no esperaba que fuera la hija del dueño de Leng Group. En ese instante, se sintió cu

jamente, se preguntaba cuánto le interesaría este tema a Edward.

"¡Oh! ¿Qué dijeron?". Siempre prestaba atención a cualquier noticia que se relacionara con Rocío. Aunque sabía que Daniel lo mantenía con la incertidumbre intencionalmente, era propenso a caer en su trampa.

"Jefe, ¿no crees que esta vez hemos hecho una fortuna?". Daniel siguió con rodeos, al ver el entusiasmo de Edward, trató de atormentarlo un poco más. Al final fue Daniel el que salió torturado, aunque hoy quería cambiar el curso de la discusión y disfrutar del placer de torturar a Edward.

"Te daré un minuto para hablar de la información importante, si no, ¡sal de aquí inmediatamente!". Edward entrecerró los ojos y miró fríamente a Daniel, que sonrió engreidamente. 'Eh, cómo se atreve a jugar estos juegos infantiles conmigo, ¿Cree que hoy estoy débil e indefenso?', Edward pensó.

"Sé que eres impaciente, ¿sabes qué? Eres extremadamente malo conmigo y no puedes soportar la felicidad de los demás. Debes saber que, si bien hemos gastado una fortuna en el proyecto del ejército, también hemos obtenido buenos resultados". Daniel estaba probando los límites de Edward. Este quería darle un puño después de escuchar su respuesta porque no había dicho nada útil.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top