MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 359 Pero ¿qué pasa con mi hijo (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5893

Updated: 2019-06-22 21:21


Rocío, de reojo, vio desaparecer a Cynthia. Ella estaba absorta en sus pensamientos mientras miraba el café en sus manos. La gente decía que dos individuos que han compartido una experiencia de vida similar podían entenderse bien. Entonces, ¿Edward realmente la amaba? ¿O eligió estar con ella por simpatía? Quizás el hecho de que ambos tuvieran una infancia infeliz lo indujo a confundir simpatía con amor. ¿Fue este el caso? Se preguntó Rocío.

Su corazón se encogió al pensar en tal posibilidad, pues entre más intenso era el amor que le ofrecía su esposo, ella más se enamoraba. ¿Qué haría, si todo esto fuera falso? ¿Huiría sin dudar como lo hizo después del día de su boda?

Tomó un sorbo de su café mientras su mirada se posaba sobre la sensual mujer que estaba entrando en la cafetería. Inconscientemente frunció el ceño. Esta mujer era, indudablemente despampanante ante los ojos de los hombres. Su voluptuosa figura y su deslumbrante apariencia eran atractivas, y con cada movimiento se veía hermosa y fascinante.

Rocío giró lentamente su cabeza para evitar que la mujer la viera. No quería provocar un conflicto al conversar con ella, así que optó por ignorarla completamente. Aunque las cosas rara vez salían como lo deseaba. No quería causar problemas, pero eso no significaba que la otra persona pensara lo mismo.

"Oye, parece que te molestó verme". Paula siempre hablaba de manera condescendiente y arrogante. Notó a Rocío tan pronto entró en la cafetería, y se dio cuenta de que la había mirado, pero no esperaba que girara la cabeza en cuanto la vio. Paula estaba tan orgullosa de sí misma que no podía soportar ser ignorada por alguien.

"¿Qué esperabas de mi? ¿Debería esparcir flores para darte la bienvenida?". No entendía por qué Paul

o su propiedad privada.

"¡Ja! ¿Estás tratando de declararme tu propiedad? No olvides que tu esposo me perteneció una vez y ahora espero un hijo suyo. Entonces, ¿por qué no debería llamarlo íntimamente?", dijo y luego entrecerró los ojos mirando fijamente a Rocío. Nadie sabía quién triunfaría. Ella todavía pensaba que tenía la oportunidad de recuperar a Edward.

"¿Hijo? ¿Qué hijo? Rocío, ¿es ella tu amiga?", preguntó Cynthia y le frunció el ceño a Paula. No le daba buena espina desde el primer momento, pero no sabía por qué. Probablemente fue porque era demasiado ostentosa.

"No, nos hemos visto un par de veces. Siéntate aquí, por favor, madre". Rocío no esperaba que su suegra volviera tan pronto. Se sintió nerviosa. De todos modos, Paula no podía ser considerada su amiga, pues solo se habían visto un par de veces. Entonces, no era mentira lo que le dijo a Cynthia. No supo cómo explicarle a la madre de Edward quién era Paula.

"Ah, ¿no es una amiga? Pensé que lo era". Cynthia miró a Paula dubitativamente. Cuanto más cuidadosamente la miraba, más familiar le parecía. Debió haberla visto en alguna parte, pero en ese momento no pudo recordar quién era.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top