MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 363 Tengo que ser yo

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9323

Updated: 2019-06-24 00:02


"No trates de difamarme, me gané mi lugar. A diferencia de ti, yo aprovecho de mi apariencia. ¿Y quién quiere quedarse en cama un mes?". La voz de Rocío se hizo más y más débil, hasta que se desvaneció en un susurro. Se sonrojó al instante mientras pensaba en lo que él le había hecho en la cama.

"Realmente tomas en serio cada palabra que digo, ¿verdad? Ven acá. No me digas que mi belleza ya no puede hacer su magia contigo".

Edward captó su murmullo casi inaudible y su mal humor se convirtió en ilusión inmediatamente. Una brillante sonrisa iluminó su hermoso rostro y sus ojos brillaban con gran afecto. Tenía un oído extraordinario que le permitió escuchar claramente lo que ella dijo, pero no pudo evitar rendirse ante su triste rostro. Su corazón se ablandó al verla y toda su ira disminuyó.

"¿Por qué no vienes tú?", dijo ella ya que le pareció que había algo peligroso en el auto. Sería una estupidez acercarse. Se podían hacer demasiadas cosas ahí, y sabrá Dios lo que pueda hacerle. Creyó que era la oportunidad de discutir con él, pero no era una victoria garantizada. Incluso comparado con ella, él era muy bueno para pelear, por no decir que el mejor.

"Rocío, ¿estás segura de que quieres quedarte ahí parada?". En sus labios se dibujó una lenta y cariñosa sonrisa, y sus intensos ojos azules se fijaron en los de ella. Durante unos cuantos segundos, quedó fascinada por su impresionante atractivo. Sin embargo, cuando reaccionó, seguía sin avanzar.

"Prométeme que no volverás a enojarte conmigo. Entonces decidiré". Estaba nerviosa, no tenía idea de a dónde llevaría esto. Intentó llegar a un acuerdo con él. Era una soldado, pero como otras mujeres, a veces era obstinada e intratable.

"Bien, lo prometo, relájate. Ahora no siento los pies, no puedo hacerte nada así". Si no hubiera sido por sus pies, ya la habría abrazado fuertemente en lugar de quedarse ahí tratando de llegar a un acuerdo. ¡Maldita suerte!

"¿Qué pasa con tus pies? Déjame echar un vistazo". Rocío se apresuró tan pronto como escuchó sus palabras. ¿Hubo un accidente automovilístico en el camino? ¿Se lastimó? Era muy posible teniendo en cuenta su descontrolada forma de conducir.

"Dios, me estás volviendo loco". Tan pronto como ella se acercó, él le extendió la mano para abrazarla y besarla apasionadamente. Ella no tenía idea de cómo se había sentido él en el camino, que solo se dedicó a hacer un listado innumerable de explicaciones por lo que había hecho, que su corazón se retorcía dolorosamente al pensar que sin ella, su mundo se habría derrumbado.

"Um...", los ojos de Rocío se abrieron. ¡La ha engañado otra vez! Así que los pies eran solo una excusa para que se acercara. Ella sabía que no era seguro acercarse al auto. Ahora las cosas se volvieron a favor de Edward.

azmín que venía de él le dio una sensación de satisfacción. Su abrazo era lo que tanto deseaba, un lugar en el que podía confiar. Lo quería demasiado, aunque alguna vez perteneció a otras mujeres.

Ahora él estaba justo delante de ella, abrazándola. Era solo suyo, verdadera y completamente. Nadie podía alejarlo, pues ella no permitiría que eso sucediera.

Ella actuó hoy exageradamente, pero no se arrepintió. Si no pudiera expresar sus sentimientos, frustración e ira, se acumularían en su corazón hasta que un día ya no pudiera aguantar más y explotaría. Si realmente la amaba, debería ser capaz de tolerar sus ataques emocionales repentinos.

Normalmente era bastante racional. Tenía la intención de dar un paseo y deshacerse de su mal humor, pero su llamada la hizo enojar y, antes de saberlo, estalló todo el resentimiento acumulado a lo largo de los años.

"Edward, si un día decides que ya no me quieres, simplemente envíame los documentos de divorcio por mensajero o algo así. Me temo que no seré capaz de controlarme, y quién sabe lo que haría, podría dispararte si te veo en persona en ese momento".

Siempre se sintió insegura por su amor, no estaba segura de hacia dónde iba esa relación. Una leve tristeza acechaba en el profundo rincón de su corazón como un fantasma. Cada vez que veía su hermoso rostro, una amarga sensación permanecía en su mente.

"¿En serio intentas crees que eso pasaría? Si me divorcio, me suicidaré antes de que me dispares. No estoy bromeando, sabes cómo soy cuando pierdo el control. No vuelvas a repetirme la palabra 'divorcio', ¿de acuerdo?".

¿Qué pensaba ella de él? No confiaba en él, no creía en su amor. Conocer esta inseguridad suya era casi insoportable para él, pero lo que más le dolía era escuchar la palabra "divorcio" de su boca, eso era más doloroso que tener su pecho herido de un disparo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top