MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 381 Daniel, estás tentando a la muerte (Tercera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8031

Updated: 2019-06-27 23:31


El pequeño discurso de Julio hizo que Pol se quedara sin palabras. Se preguntó: '¿De dónde aprendió esas expresiones el niño?'. Al mismo tiempo, Pol tuvo que admitir que Julio había sido realmente bueno en la discusión. Aunque Pol era bueno sosteniendo un escalpelo, no sabía nada sobre cómo debatir con otros. Ahora que Julio había expresado su opinión de forma tan contundente y seria, Pol se quedó boquiabierto. Se pasmó por un momento y sin saber qué decir para replicarle.

Por mucho que Edward estuviera enojado porque Julio había evidenciado sus verdaderos pensamientos, en ese momento se encontraba muy orgulloso de su hijo. Eran familia, de eso no cabía duda. No importaba cuán enojados se encontrasen, deberían mantenerse unidos contra sus enemigos. '¿Pero realmente era necesario que sacara ese dicho?', Edward reflexionó: '¿Qué quiso decir con que cada quien hace todo para su propio beneficio? ¿En realidad estaba tratando de defenderme? ¿O simplemente me insultó?'.

Después de escuchar toda la conversación, Brian le dio pulgar arriba a su sobrino como muestra de aceptación. Conoció a Julio por primera vez la noche de la fiesta; pero después de hablar con él, Brian sabía que ese pequeño era mucho más inteligente que los niños de su edad. Sabía que Rocío era amable y gentil, por lo que el niño debió haber heredado la astucia de su padre, ya que Edward también era un hombre bastante ingenioso. De tal padre, tal hijo. De repente Brian tuvo la sensación de que FX International Group despuntaría nuevamente cuando Julio se hiciera cargo del negocio de su papá. Después de todo, su talento ya estaba floreciendo desde temprana edad.

"Julio, suenas como un sabio anciano. ¿Viajaste en sueños y aprendiste esas sabias palabras de algún erudito anoche? ¡No se me ocurre en dónde más podrías haber aprendido eso!". Belén aún se encontraba deprimida y pensaba en Samuel, pero cuando escuchó a Julio decir algo tan sabio con esa voz infantil, no pudo evitar estallar de risa. Se metió en la conversación burlándose de Julio, lo que finalmente le distrajo, haciéndola sentir mucho mejor. Por eso, cuando vio a Samuel entrando en la habitación, no se sintió tan feliz como había pensado.

"Tía Belén, sé que no pudiste conocer al sabio en tu sueño de anoche, porque debiste estar ocupada buscando al tío Samuel. No podías perder tiempo con nadie más. ¿Estoy en lo cierto?". Tan pronto como

mos a sacar el pastel!".

Daniel siempre fue vigoroso y le gustaban este tipo de eventos. Después de anunciar con entusiasmo la razón por la que estaban en ese lugar, todos en la sala se pusieron contentos, incluso aquellos que parecían estar desanimados hacía unos instantes. Debido a las palabras de Daniel, Edward y Rocío intercambiaron miradas de sorpresa, y fue la primera vez que se miraron después de que entraron en la habitación. Edward recordó de repente que se suponía que debía estar enojado con Rocío, así que inmediatamente apartó la mirada antes de que ella pudiera decir algo.

"¡Guau! ¿De verdad? ¿Un pastel? No me estás mintiendo, ¿verdad, tío Daniel?". Como amante de la comida, Julio se emocionaba siempre que hubiera algo delicioso. Todo lo demás podía esperar cuando se trataba de comer. Al escuchar la palabra "pastel", la cara del niño se iluminó, y entrecerró sus ojos con alegría. Se veía adorable de esta forma.

"Oye, niñito. ¿No vas a brindar? ¿Por qué solo piensas en comer? Para los que te conocemos bien, sabemos que eres un comilón y que no podrías esperar para probar algo en cuanto ves comida; ¡pero los que no te conozcan, podrían pensar que tus padres te descuidan y has estado sin comer durante días!". Daniel no desperdiciaría la más mínima oportunidad para molestar a Edward. Ahora que veía a Julio esperando con ansia el pastel, Daniel no pudo evitar atacar de nuevo. Solo que en esta ocasión, hizo que pareciera que estaba bromeando con Julio, pero sutilmente involucró a Edward en su broma. Sintió que estaba justificado, y la idea le pareció divertida.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top