MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 386 Lesionados

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9098

Updated: 2019-06-29 00:03


Pol respiró hondo, intercambió una mirada con Samuel y luego roció la medicina que trajo sobre la mano de Natalia, quien chilló del dolor. Él sabía que lo haría, pero pensó que de todos modos debía atenderla.

"¡Ay, me duele, Pol! ¡Me mentiste! Dijiste que solo dolería un poco". El repentino dolor le sacó no solo un grito, sino también su cabeza de los brazos de Samuel, luchó por soltar su mano, pero él la agarró con fuerza. Así que no tuvo más remedio que mirarlo con pena, pues sus lágrimas eran la prueba silenciosa de la mentira de Pol. ¡Ella sí sintió algo! Algo grande, le dolió mucho. Así que, cuando se vio rodeada de gente, empezó a llorar tristemente, y al mismo tiempo, sus ojos giraban viendo la multitud. Pero al ver la presencia de Kevin, de alguna manera, la tranquilizó bastante.

"Pero si no te hubiera mentido, no me habrías dejado aplicar el medicamento. ¿Qué más podía hacer?". Luego sacó una pequeña botella con polvo blanco y lo echó sobre la herida de la mano de Natalia, lo hizo con mucho cuidado, tal vez porque no quería lastimarla, o tal vez porque sentía resistencia a gastar el polvo que era costoso. De todos modos, el dolor se le fue gracias a la medicina que le puso.

Kevin estaba casi desconsolado al ver llorar a Natalia, por eso también miró a Pol con preocupación, temiendo que usara otras medicinas que le dolería. Por fortuna, Pol guardó su botiquín después de aplicarle el polvo, lo que significaba que Natalia no tendría que pasar por más dolor del tratamiento.

"Por favor, también échale un vistazo a su pie". Fue la primera vez que Kevin dijo algo desde que todos entraron, sus palabras despertaron bastante interés, ya que ahora toda la atención se dirigía al pie de Natalia. Todos esperaron conteniendo la respiración, sin saber qué otras lesiones iban a ver.

"No es necesario, estoy bien". Ella tenía miedo del dolor, por eso no quería que hicieran nada con su pie, pues estaba cansada de sentir dolor, ya había pasado lo suficiente.

"¿También te quemaste en el pie?", Samuel se preocupó tanto por Natalia que le levantó el pie de inmediato después de escuchar que podían haber más lesiones. Cuando le vio un moretón, se le helaron aún más los ojos.

"No", murmuró Natalia. Porque sabía que Samuel ya estaba bastante enojado por su quemadura, y que otro moretón solo haría que la cosa se viera peor. Lo que menos quería, era ver a Samuel enfurecerse y montar una escena por sus heridas, ya estaba muy dolorida, no necesitaba lidiar también con él.

"Te debió haber golpeado algo, pero afortunadamente, no es algo tan serio. te haré una receta médica también, vas a estar bien", Pol sonrió levemente, y sintió el pie tembloroso de Natalia, entonces supo que est

a, aunque Belén era descuidada con lo que decía, de hecho, le importaba mucho Natalia, solo que ella mostraba su preocupación de manera diferente a otras personas.

"No me digas, Belén, ¿sigues guardándome rencor por haberte drogado? Por eso haces comentarios sarcásticos cuando estoy herida, ¿me ves demasiado débil para defenderme?". Natalia sabía que ella no se quería burlar, pero aún así, hizo un comentario de venganza ya que Belén no persuadió a Samuel para regresar a casa.

"Basta de tonterías, debes preocuparte más por ti misma y no volver a lastimarte. Samuel, ¿no vas a volver conmigo?", Belén frunció el ceño y lo miró, 'Samuel realmente ama a su hermana, y eso se podía ver en la preocupación de su frente arrugada después de verle las heridas. Sin embargo, podía haberlo manejado mejor, ha arruinado el ánimo del grupo al culpar a Kevin', se quejó Belén para sí misma.

"No te preocupes Natalia, solo va a durar unos días, estas cosas se ven en el ejército todo el tiempo. Así que tómatelo con calma y ten cuidado de no mojarte las heridas". Rocío esbozó una sonrisa en su rostro. En el ejército, no estabas realmente herido, a menos que te rompieras una extremidad, los moretones y las quemaduras eran comunes en la base, solo tenías que apretar los dientes con cada dolor y sufrimiento. Pero eso no era ningún problema en el ejército: cada lesión era una señal de coraje.

"Está bien, Rocío, voy a descansar un poco". Natalia ya era admiradora de Rocío, pero ahora la admiraba aún más.

Entonces, todos salieron de la casa, ignorando totalmente a Kevin, como cuando llegaron. Solo Pol se detuvo para hablar con él, pero solo para decirle cómo usar el medicamento, porque sabía que Natalia no seguiría sus instrucciones, así que era mejor que encontrara a otra persona que se lo recordara.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top