MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 388 Él tiene razón (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5100

Updated: 2019-06-30 00:02


"Natalia, ¿estás dormida?". La tenue voz de Kevin llegó a sus oídos, disipando todos sus pensamientos mientras ella estaba soñando despierta, de pronto, abrió los ojos y vio el hermoso rostro de Kevin justo delante de ella, asustándola hasta incorporarse en sí misma. Su movimiento fue tan rápido y repentino que casi se topó con el hermoso rostro de su marido, por fortuna, Kevin contaba con su instinto militar y era hábil esquivando golpes, no obstante, aun así ella alcanzó a rozar su nariz.

"Lo siento, no lo hice a propósito, ¿estás bien?". Entonces Natalia extendió la mano para acariciar su nariz, pero inmediatamente la retiró porque sintió un dolor, pues había olvidado completamente que su mano estaba herida.

"Olvídate de mí, ¿qué tal tienes la mano? Déjame revisar si estás bien". Kevin frunció el ceño con cautela, en ese momento no tenía cabeza para pensar en su nariz, la mano de su esposa era su principal preocupación.

"Está bien, simplemente me olvidé de eso, ¿pero cómo va tu nariz? ¿Duele?". Disculpándose, Natalia sacó la lengua y torció los labios, su sonrisa no era mejor que su cara a punto de llorar.

"No es nada, vamos, te ayudaré con el baño". Las palabras de Kevin hicieron que Natalia lo viera con incredulidad. '¡Dios mío! ¿Sabe siquiera de lo qué está hablando? ¿Me quiere ayudar con el baño? ¿Está loco?', Natalia pensó avergonzada.

"Bueno, Kevin, no necesitas ayudarme, puedo hacerlo yo misma", dijo Natalia con el rostro sonrojado. Por mucho que dudara que pudiera bañarse por sí

dentro.

"Parece que deseas que también te ayude a quitar la ropa". Kevin era bastante decidido, así que apenas unos minutos después de lo que había dicho, ya tenía desnuda a Natalia en la bañera, con mucho cuidado, puso su mano herida sobre unas toallas para protegerla del agua, en el fondo, se arrepintió de haberse burlado de su cuerpo, porque ningún hombre podría ignorar un cuerpo tan bien formado y curvilíneo.

Aunque estaba disfrutando del agua tibia, Natalia se mantuvo bastante rígida y estresada, especialmente cuando la mano de Kevin se dirigió hacia sus senos, el corazón casi se le salió del pecho, afortunadamente, él era todo un caballero, no se aprovechó de ella, sino que se concentró solo en bañarla. Cuando su mano bajó un poco más, Natalia se puso muy nerviosa, estaba a punto de llegar a su área íntima pero ella lo detuvo con la mano que no estaba herida, "Puedo hacerlo yo misma", la cara de Natalia estaba que ardía, 'Dios mío, esto es muy vergonzoso, mi pulcra imagen está arruinada'.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top