MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 405 Esta mujer es demasiado buena, me gusta. (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5884

Updated: 2019-07-04 05:59


"Tonterías, es solamente una mujer. Es pan comido. Además, somos mucho más numerosos. Es prácticamente imposible que se escapen". El hombre de rostro pecoso hablaba con mucha confianza. No creía que Rocío fuera una mujer tan dura. Pensaba que solamente era buena con los disparos, pero además de eso no tenía nada. Por eso no le tenía miedo.

"No olvides el número de insignias en su chaqueta. Cualquiera con semejante rango en el ejército solo pudo haberlo obtenido con mucho esfuerzo y sería digno de llevar ese título. No la subestimes". Por algo era el jefe. Y aunque en ocasiones tendía a ser bastante libidinoso, era capaz de comportarse tranquilo e ingenioso en los momentos importantes. En cuanto a la Coronel Ouyang... ... 'Bueno, pues me alegro de habernos encontrado tan pronto', pensaba el traficante de armas, quien estaba bastante entusiasmado de ver nuevamente a Rocío.

"¿Qué importa? Aunque tenga muchas insignias en su chaqueta, podemos encargarnos fácilmente de esa mujer. Tenemos a mucha más gente de nuestro lado". El hombre con la gran cicatriz en el rostro no estaba de acuerdo con las precauciones de su jefe. Se mofaba de ella. Para él, una mujer no era alguien a quién se le debiera temer.

"Tiene razón. Jefe, no la admire demasiado. No podemos menospreciarnos ante una mujer. He luchado por varios años. Le puedo asegurar por mi experiencia que la atraparemos esta noche y se la entregaremos para que sea su esclava sexual". A juzgar por el nivel de confianza de su conversación, no debían ser delincuentes comunes y corrientes. Parecía que los secuaces que habían sido asesinados justo en ese momento no eran nada para ellos. Probablemente aún no habían demostrado de lo que eran capaces realmente.

Si Rocío hubiese conocido lo

"¡Esta bien! Seré cuidadoso. Cuídate, tú también. Bajaré la velocidad cuando estés lista para saltar". Él miró a su alrededor e inmediatamente pudo ver la pendiente que había mencionado Rocío.

"No bajes la velocidad, o atraerás la atención de nuestros enemigos. Mantén la velocidad". Sabía por qué Edward se ofreció a reducir la velocidad. Pero él no tenía nada de qué preocuparse, ya que saltar de un auto en movimiento no significaba nada para una mujer tan bien entrenada como ella. Solo tenía que utilizar sus habilidades para evitar salir lastimada.

"Pero correrás mayor peligro de esa forma. Necesito desacelerar". No podía estar de acuerdo con su esposa, ya que estaba demasiado preocupado por su seguridad. Había conducido durante toda la noche y no podía hacer nada más que mirarla arriesgándose, disparando y esquivando las balas durante el enfrentamiento. Su miedo aumentaba con cada situación peligrosa en la que veía a su mujer. Sin embrago hizo todo lo posible para no demostrar su preocupación, pues le inquietaba que su angustia pudiera influir en ella. Por eso Edward se esforzaba para no pensar en la probabilidad de que su mujer resultara herida.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top