MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 411 Edward recibió un disparo (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7591

Updated: 2019-07-05 00:12


"¡Cierra la maldita boca! ¿Ahora tratas de hacerte el inocente? ¡Bésame el trasero!". El soldado de las fuerzas especiales tomó al Halcón violentamente y lo pateó con fuerza en su trasero.

"¿Insinuas que eres débil? ¿Te sentiste así cuando tratabas de asesinarnos? ¿No te das cuenta de que nos superas en número? Hablas de rectitud cuando eres débil, y te deshaces de ella cuando ya no te sirve". Rocío levantó las cejas mientras lo miraba con desdén. La expresión en sus ojos era de completo desprecio.

"¡Bah! Dicen que la Coronel Ouyang ganó su puesto por su resistencia y su gran valor, pero yo no lo creo ni por un segundo. Si quieres convencerme, tendrás que vencerme en una pelea cuerpo a cuerpo", replicó el Halcón, cambiando de tema por completo. Se burlaba irónicamente de Rocío, lanzándole una mirada perversa al hablarle. Como no podía poseerla, sentía aún más deseo hacia ella. En especial al encontrarse tan cerca, se empeñaba aún más en llevarla a su cama.

"¡Cómo te atreves! ¿Acaso piensas que estás a su altura como para desafiarla? ¡Aprende cuál es tu lugar, escoria! ¡Primero tendrás que pelear conmigo!", le advirtió bruscamente el soldado Hawkeye, aproximándose y tomándolo por el cuello. Debajo de esa cara camuflada con pintura había un rostro cegado por la ira.

"¡Púdrete! ¿Por qué tengo que vencerte primero? ¡Quiero pelear contra ella!". El Halcón le escupió mientras hablaba y se reía de él, logrando enfurecerlo aún más. De forma amenazante, el soldado le gritó, "¡Cállate, basura! Una sola palabra más, y te dispararé sin pensarlo. ¡No me escupas, imbécil!". Mientras se escuchaba el rechinar de sus dientes, lo golpeaba en la mandíbula con la cacha de la pistola, y sus ojos ardiendo de furia. El maleante se cayó al piso.

"¿Qué? ¿Quieres dispararme solo porque estás enojado? ¡Cómo te atreves a querer asesinar a un ciudadano inocente! ¡Qué pésimo soldado eres!". El Halcón comenzó a gritar dramáticamente, con una exageración y desvergüenza sin precedentes. Era mucho mejor actor que Edward.

"Hazte a un lado, Hawkeye. Si tanto quiere probar mi puño de hierro, se lo concederé. ¿Cómo podría ser tan cruel y rechazar su último deseo?".

Haciendo una seña, Rocío subitamente ordenó a Hawkeye que se apartara. Su expresión era fr

con la guardia baja. Su fuerte golpe impactó en el ojo del Halcón contundentemente.

Lo cual le hizo gemir de dolor. Al ser golpeado, se volvió más cauteloso, atreviéndose a no subestimar a su hermosa oponente. Sin embargo, aunque prestaba mucha atención a sus movimientos, aún no podía seguirla. Esta vez, ella no golpeó su magullado rostro, sino que, se apoyó en el tronco de un árbol para estabilizarse, luego se levantó de un salto, giró en el aire y aterrizó, dándole una patada con todas sus fuerzas. Antes de que el maleante pudiera responder, su puño también giró violentamente y lo golpeó con fuerza en el pecho. El bandido hizo una mueca de dolor, y dada la oportunidad, la Coronel le dio una patada en la rodilla y lo tiró al suelo.

"¡Bien hecho! ¡Coronel! ¡Coronel! ¡Coronel!". Vitoreaban los soldados de las fuerzas especiales que estaban presentes. Todos se alegraron al ver a su coronel golpeando al delincuente.

Edward también se sentía intimidado por sus movimientos elegantes y certeros. Resultaba que sus habilidades en las artes marciales eran mejores de lo que él pensaba. ¿Significaba que cuando peleaban jugando, ella no luchaba con su verdadera fuerza, sino que se rendía a propósito? Sus "victorias" en las peleas eran simplemente un engaño...

"¿Qué dices, Halcón? ¿Aprendiste tu lección?". Jadeando, Rocío lo miraba victoriosa. Aunque su rostro estaba tan pálido como siempre, en lo profundo de sus ojos había una luz maravillosa, deslumbrante y que brillaba incomparablemente.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top