MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 429 Cómo te atreves a insultarme de esa manera (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6135

Updated: 2019-07-07 13:21


"¿Qué haremos ahora?". En comparación con Isaí, Ana se tomó la noticia con más calma. Hacía poco Daniel había mencionado en su conversación con Paula que estaría a cargo de FX International Group. Ella había imaginado que tal vez el señor Mu iba a tomarse unas vacaciones y viajar con Rocío, pero nunca se imaginó lo que había sucedido.

"Tenemos que mantener la noticia bajo control, asegúrate de que los medios no se enteren. Si alguien pregunta, Edward está en un viaje de negocios en el extranjero". Daniel ignoró las palabras de Isaí y dio su orden de forma decisiva. Creía que las acciones no tendrían demasiados problemas, pero era probable que alguien quisiera aprovechar la oportunidad y obtener algún beneficio, por lo tanto, prefería prevenir la situación.

"Oh, lo dices en serio. ¿Cómo se encuentra el señor Mu ahora?". Isaí se dio cuenta de lo serio que hablaba Daniel y pronto supo que no era una broma. El hecho de que Edward estaba herido preocupó a Isaí de inmediato.

"Por supuesto que hablo en serio. Tendría que tener un sentido del humor bastante enfermo para decir una mentira como esa. No puedo hacer todo el trabajo solo, así que todos necesitan mantenerse alerta, especialmente tú que eres el asistente especial de Edward", dijo Daniel y dirigió los ojos hacia Isaí. Era cierto que le gustaba gastar bromas, pero nunca bromeaba con la vida de alguien. Era un asunto demasiado serio como para bromear.

"¡Dios mío! ¿Puedes decirnos cómo se encuentra?". Edward era el único en la compañía a quien Isaí le mostraría algún respeto. Por lo demás, mantenía una actitud distante cuando trabajaba con otra persona, incluido Daniel, el vicepresidente. Estaba acostumbrado a sus burlas y bromas, y pasaba olímpicamente de él, así era Isaí.

"¿Tienes algún problema en los oídos? ¿No escuchaste lo que acabo de deci

corazón. Sin embargo, en ese momento sólo podía esperar sin saber a qué distancia se encontraba de ella, preguntándose si alguna vez la volvería a ver.

Se frotó la dolorosa y palpitante frente, no había dormido la noche anterior y permaneció en el hospital todo el tiempo antes de poder regresar a casa a tomar una ducha rápida y cambiarse para trabajar. Pero era la situación lo que le preocupaba más que la fatiga.

Se sorprendió cuando escuchó que Edward recibió una bala por proteger a Rocío. Edward era un hombre muy orgulloso y era difícil de creer que un día arriesgaría su vida por una mujer, pero no hacía mucho también era difícil de imaginar que pudiera estar tan profundamente enamorado de una mujer.

Daniel sonrió cuando pensó en eso. Edward era un hombre que nunca dudó en actuar y que nunca abandonó sus metas. Estaba seguro de que nunca volvería a hacerle daño a Rocío después de lo que ella había pasado todos estos años. Era cierto que nunca amaría a nadie más que a Rocío durante el resto de su vida. Ese era Edward, amaba con todo su corazón y daba todo sin reservas. Cuando dos personas estaban dispuestos a morir el uno por el otro, la palabra amor era poco para describir todo lo que sentían.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top